El estudiante con mejores habilidades directivas será el ganador de un reality show organizado para enseñar de forma amena destrezas empresariales. Para ello, deberá sobrevivir a los pactos de sus compañeros y no ser eliminado del equipo directivo.

Top Manager es el nombre que ha recibido este proyecto de innovación docente que pretende romper los estereotipos del formato televisivo de Gran Hermano o La isla de los famosos. Los alumnos serán grabados para descubrir quien resuelve mejor problemas de empresas reales, como Zara o Google.

El objetivo es mejorar la formación de los participantes en el área de gestión de empresas, independientemente de la carrera que estudien. Lo harán asumiendo papeles concretos en la empresa, creando situaciones y trabajando en equipo, según ha explicado el coordinador del proyecto, José Benítez.

Los alumnos estarán encerrados en una sala durante tres horas, un día a la semana, y se dividirán en grupos de accionistas y de directivos. El ganador será el que más permanezca en el grupo de directivos gracias a su desenvoltura en la gestión empresarial.

Un trivial

Para llegar al grupo de directivos habrá que pasar un sorteo, y posteriormente, por unas preguntas de cultura general formuladas a través de preguntas del juego Trivial Pursuit.

Frente a los conocidos programas televisivos, el ganador de este "reality" no será quien mejor cara ponga frente a las cámaras que le graban, sino quien demuestre más habilidades de liderazgo, lidie mejor una difícil negociación, se enfrente a una presentación en público o más seguridad demuestre en la toma de decisiones.

El ganador de Top Manager no irá de programa en programa televisivo contando sus penas, sino que recibirá como premio un ordenador portátil y la suscripción a una publicación científica o académica.