Imágenes de los detenidos, publicadas por Le Figaro
Imágenes de los detenidos, publicadas por  Le Figaro.

La televisión francesa ha mostrado imágenes de los dieciséis detenidos en Chad -nueve franceses y siete españoles que serán retenidos hasta el lunes- y ha ofrecido unas declaraciones del presidente del país, Idriss Deby, en las que asegura que los culpables serán llevados a la Justicia y castigados.

Las cadenas France2 y LCI y el periódico Le Figaro han mostrado una filmación en la que se ve a la tripulación española del avión que debía trasladar desde Chad a Reims (Francia) a 103 niños africanos, en una operación montada por la ONG francesa L'Arche de Zoé que fue abortada por las autoridades chadianas, por considerar que se trata de un secuestro de menores.

Sin precisar de qué momento son, las cadenas han emitido unas imágenes en las que se ve al presidente chadiano entre los niños que iban a ser trasladados, que están en aparente buen estado de salud, aunque algunos lloran.

Hay personas que secuestran a niños africanos para "entregarlos a pederastas en Europa, venderlos o matarlos"
Castigo por secuestro

Luego se ve a Idriss Deby que asegura que bajo la apariencia de operaciones humanitarias hay personas que secuestran a niños africanos para "entregarlos a pederastas en Europa, venderlos o matarlos. Todos los que hayan participado en esta acción, chadianos o no, serán llevados a la Justicia y castigados".

En la filmación, Deby habla con el presidente de la ONG francesa, Eric Breteau, al que pregunta si tiene la costumbre de llevar a cabo ese tipo de acciones.

Breteau responde que es la primera vez que monta una operación similar y dice estar convencido de que los niños son huérfanos: "si nos han mentido, no lo sabíamos".

Célula de crisis

También se ve a uno de los pilotos españoles del avión, de la compañía Girjet, que explica al presidente chadiano que se trataba de un vuelo "normal, chárter".

El Ministerio francés de Exteriores ha creado una "célula de crisis" para hacer el seguimiento del caso de los nueve nacionales detenidos en Chad cuando pretendían sacar del país a 103 niños africanos, dijo hoy a Efe una fuente del departamento.

Por su parte, el cónsul español en Camerún, Vicente Mas, se encuentra ya en Abéché, al sur de Chad, para iniciar las gestiones con las autoridades del país africano e interesarse por la situación de los siete tripulantes españoles.

El portavoz del Ministerio de Exteriores señaló que estas gestiones son lentas y que se trata de un caso policial-judicial, en el que se están haciendo las primeras diligencias y se están recabando pruebas, y todo bajo secreto sumarial.

"Por ello, lo único que podemos hacer ahora es dar asistencia consular en el sentido de procurar que estén bien, y lo están, que no reciban maltratos, que no los han recibido, que estén atendidos por un médico francés y que la comida que les están sirviendo sea la adecuada".