Juan Pablo Escobar: "En Colombia me amenazan por no parecerme a mi padre"

Pablo Escobar y su hijo.
Pablo Escobar y su hijo.
PLANETA

"Ahora en Colombia me amenazan porque no me parezco a Pablo Escobar", así describe Juan Pablo Escobar alguna de las situaciones que vive desde que de niño decidió optar por el camino contrario al de su padre, de quien descubre "historias pendientes" en Pablo Escobar. Lo que mi padre nunca me contó.

"Me acusan de cobarde porque no quiero repetir la historia de mi padre, como si fuera una historia digna", reconoce en una entrevista Escobar hijo con motivo de la publicación de la segunda parte sus memorias junto al narcotraficante más famoso del mundo.

Una obra en la que está presente el dolor de las víctimas de su padre en Colombia, (donde vivió hasta 1993, fecha en la que cayó abatido Escobar en una operación del Ejército y su familia huyó a Argentina); y también la capacidad que tuvo su padre para "llegar a los más altos niveles de corrupción internacional".

"Y por supuesto estamos hablando de Estados Unidos", puntualiza este arquitecto de profesión que reconoce haber perdonado al Escobar "padre", pero no al "ser humano", algo que le ha hecho vivir en una "doble realidad".

Y la asume la historia como realmente es, aunque con un as bajo de la manga, ya que su padre les dejó una carta con un contenido "para conservar"; una misiva escrita "de puño y letra" por este "bandido" y que ahora guarda con "recelo" su familia.

En Pablo Escobar. Lo que mi padre nunca me contó (Península) se dan a conocer "muchas historias pendientes por revelarse" sobre esos vínculos que su padre tenía con la corrupción internacional.

Pero Juan Pablo remarca el trabajo que ha hecho en su nuevo libro para darle voz "por primera vez" a los enemigos del que fue uno de los fundadores del cartel de Medellín.

Junto a Isaza, el autor también saca a la luz las entrevistas que le realizó al hijo de Barry Seal, el narco estadounidense que se convirtió en informante de la DEA (Drug Enforcement Administration); o la realizada a William Rodríguez Abadía, hijo de Miguel Rodríguez Abadía, uno de los principales enemigos de su padre y quizá uno de los "determinadores" de su muerte.

Pero Escobar se lamenta de no haber podido incluir la que le hizo a la familia del narcotraficante colombiano Carlos Enrique Lehder. "Hubiera sido uno de los capítulos más célebres, pero la familia no me autorizó a publicar la historia. Respeto y comprendo sus miedos", matiza.

En esta segunda obra, que llega precedida de Pablo Escobar, mi padre, Juan Pablo demuestra también que "asume" la "responsabilidad moral" por los crímenes de su padre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento