Controles de tráfico de la DGT
El responsable de la DGT ha subrayado que este proceso tiene unos costes "muy importantes" y con este nuevo proyecto buscan lanzar "un aparato que lo haga todo y en el acto". EUROPA PRESS/SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha adelantado este miércoles, 1 de marzo, que la DGT está trabajando para lanzar un test evidencial de drogas instantáneo para que los agentes de movilidad puedan imponer la sanción en el momento y, a la vez, multiplicar por diez este tipo de pruebas. Desde 2012, cuando los agentes empezaron a realizar los test de drogas, los controles se han multiplicado de forma exponencial. Aquel año, se realizaron 1.273 controles y en 2015 ya se había aumentado la cifra hasta los 76.040, según datos de la DGT. Para el pasado año, 2016, el organismo encargado de la gestión del tráfico calculaba que se harían unos 120.000 controles, aunque la cifra final todavía no está cerrada.

Serrano, que ha anunciado esta medida durante el I Encuentro de Innovadores en movilidad segura organizado en Madrid por la Fundación PONS, ha señalado que pretenden un "aumento espectacular" en los controles de sustancias estupefacientes" para que aquellas persona que conduzcan bajo los efectos de las drogas lo tengan "ciertamente complicado para poder zafarse de este asunto".

Reducción de costes y casco desmontable

En un test de drogas, si el conductor da positivo se manda el test al laboratorio y hasta que éste no certifique la presencia de drogas, no se inicia el proceso sancionador. Así, el responsable de la DGT ha subrayado que este proceso tiene unos costes "muy importantes" y con este nuevo proyecto buscan lanzar "un aparato que lo haga todo y en el acto". Más información de cómo se realiza un control de drogas.

Asimismo, Serrano ha indicado que desde su departamento también investigarán sobre la creación de un casco desmontable para "salvar vidas y evitar tetraplegias" en caso de accidente de moto. Según estudios facilitados por el director, se podrían salvar entre un 5% y un 10% de vidas en siniestros de carretera, lo que representaría unas 20 vidas al año (información sobre el número de fallecidos en las carreteras en 2016). Además, este casco podría reducir gastos derivados de este tipo de tratamientos y fallecimientos.

El objetivo de la DGT es impulsar líneas de financiación para proyectos de innovación a través de la captación de un 80% del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y un 20% de recursos propios.

Durante la jornada organizada por la Fundación PONS, Serrano también ha destacado que están organizando los grupos de trabajo en el Consejo Superior de Tráfico para reflexionar, junto a los distintos sectores en movilidad, sobre los futuros cambios en el permiso por puntos.