Varias estudiante delante del colegio Hermanas Mantellate, de Valencia.
Niñas ante un muro que va a desaparecer del colegio Hermanas Mantellate. BEGOÑA GÓMEZ

«Hace unos ocho años, mis padres tuvieron que pagar para rehabilitar el centro y que se pudiera cursar tercero y cuarto de ESO», explica Mónica, antigua alumna del centro de la Anunciación.

Este caso no es aislado, ya que el 30% de los colegios concertados (que reciben fondos públicos) pide aportaciones voluntarias para reformas, comprar ordenadores o instalar la calefacción. Según los sindicatos UGT y CC OO, «no es más que una mensualidad encubierta», y se suele pagar a través de la asociación de padres o a fundaciones del propio centro.

Piden aportaciones voluntarias para reformas o compra de ordenadores

El desembolso por niño oscila entre los 30 y los 60 euros mensuales, aunque hay centros que exigen más, como es el caso de un colegio religioso de Valencia, en el que según CC OO «llegan a exigir hasta 3.000 euros cuando el niño comienza la etapa escolar para afrontar posibles gastos durante ésta».

El presidente de la Confederación Católica de Padres y Madres en Valencia, Nicolás Sánchez, señala que las donaciones son voluntarias: «Quien quiere las paga y quien no puede, no lo hace». Educación dice que mientras no se pague por la matrícula no hay ilegalidad.

Piden ayuda para pagar el patio

El colegio de las Hermanas Mantellate ha pedido colaboración popular para pagar unas obras. Los alumnos del colegio Hermanas Mantellate, siervas de María verán reducidas las dimensiones de su patio temporalmente. El Ayuntamiento lo derribará para conectar la avenida Portugal con la de Burjassot.

Para lograrlo, colegio y Ayuntamiento han firmado una permuta de terrenos. Así, la parte del patio afectada se trasladará a otra zona del centro. Sin embargo, como el terreno cedido por el Ayuntamiento es mayor al aportado por el colegio, hay que pagar los metros de diferencia.

Para hacer frente a este gasto y al de las obras, la directora del centro ha explicado: «Estamos estudiando las fórmulas de pago: puede ser a través de un crédito o una hipoteca. Además, hemos pedido ayuda a los padres para que, de forma totalmente voluntaria, colaboren a través de donaciones». Esta fuente descartó una cuota extra a los padres: «Sería ilegal», apostilló.