Fuentes policiales han explicado a Europa Press que la Policía Nacional tuvo conocimiento el jueves, a través de los servicios médicos del hospital, del ingreso de un bebé de 45 días en estado grave.

El asunto se judicializó y tras consensuarlo con la autoridad judicial, la Policía procedió a la detención de la pareja, que a mediodía de este viernes han sido puestos a disposición judicial, a la espera de que la investigación abierta permita dilucidar si el estado del bebé es consecuencia de un accidente o es fruto de una agresión.

Desde el Gobierno de Cantabria se han limitado a confirmar la apertura del protocolo por sospecha de malos tratos, adelantada por el Diario Montañés, sin proporcionar información sobre el estado del bebé.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.