Una juzgado del sur de la India ha ordenado detener a los responsables de un grupo de ONGs holandesas por organizar una campaña contra firmas globales del sector textil, informó hoy el rotativo económico "The Economic Times".

Las compañías que elaboran artículos de ropa están usando la ley para silenciar a las ONG

Según un tribunal de la ciudad de Bangalore, la campaña Clean Clothes Campaign (CCC) tiene "el objetivo indirecto de dañar la imagen del país".

"Las compañías que elaboran artículos de ropa están usando la acción legal para silenciar organizaciones en la India y Holanda que hablan de severas violaciones de los derechos de los trabajadores en fábricas que producen vaqueros para compañías como G-Star, Armani, Rare, Guess, Gap y Mexx", reza un comunicado colgado en el sitio web de la CCC.

Campaña internacional

La sentencia llegó a la esfera diplomática, ya que incluso el titular indio de Comercio, Kamal Nath, envió una carta al comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, y al ministro holandés de Exteriores, Maxime Verhagen, por considerar que las ONGs estaban intentando impedir la actividad de estas firmas.

La CCC se define en su página web como una "campaña internacional centrada en mejorar las condiciones de trabajo en la industria global textil y de ropa deportiva", además de prestar ayuda a los empleados en estas fábricas.

Numerosas ONG occidentales operan en suelo indio, especialmente en la capital administrativa, Nueva Delhi.