Keri Young decidió traer al mundo a su bebé sin cerebro para donar los órganos
Keri Young decidió traer al mundo a su bebé sin cerebro para donar los órganos. Royce Young Facebook

Cuando Keri Young descubrió que el bebé que esperaba "no tenía cerebro" (padecía anencefalia), tomó una decisión: llevar a término el embarazo y donar sus órganos a bebés que los necesitasen.

Hay otra familia  esperando un milagro para su bebé, sabiendo que otro bebé tendrá que morir. Eva puede ser ese milagro.

"Sería irresponsable no darle los regalos que Eva trae consigo a otros", contó Royce Young, el marido y padre, a la cadena CNN sobre la decisión de su esposa.

El matrimonio descubrió que Eva no tenía cerebro durante una ecografía en la semana 19 de embarazo. "En un mar de lágrimas, Keri preguntó: 'Si la llevo dentro hasta el final del embarazo, ¿podremos donar sus órganos?'", relata Royce Young en un post en Facebook.

Young, que escribe en ESPN, publicó su historia, en la que relata lo duro que es sentir los movimientos de Eva (el movimiento fetal puede originarse en la médula) sabiendo que no podrá sobrevivir.

"Todo este proceso ha sido duro, pero lo digo como alguien que mira desde las gradas, como el resto de ustedes. Keri ha estado en la trinchera todo el tiempo, sintiendo cada patadita, cada hipo y cada movimiento. Recordando cada momento de cada día que lleva dentro a un bebé que va a morir".

"Para salvar vidas hacen falta vidas"

"Tomamos nuestra decisión de llevar a Eva a término por un montón de razones, pero la primera y principal fue la de donar sus órganos. No lo decimos para sonar como grandes personas ni nada. Fue simplemente una solución práctica que en nuestras mentes, antes de darnos cuenta de que Eva está viva y como nuestra hija merece conocer a su mamá y su papá, nos dio una razón para seguir.

Donar estuvo en la mente de Keri desde el maldito segundo en que lo descubrimos y aunque la experiencia de tener en brazos y besar a nuestra hija es algo que valoraremos siempre, los regalos que ella tiene dentro de ese cuerpecito son lo que realmente importa. Keri lo vio casi al instante.

Ese chaval, Jarrius, lleva una camiseta que dice "hacen falta vidas para salvar vidas". No podía dejar de pensar en eso. Hay otra familia por ahí sufriendo y esperando un milagro para su bebé, sabiendo muy bien que otro bebé tendrá que morir primero. Eva puede ser ese milagro.

Nos estamos acercando a la meta, y aunque va a ser increíble conocer a Eva, ello tiene un precio. A ir al hospital para un parto y volver a casa sin un bebé".