Letizia y Juliana Awada, primer duelo de estilo en la visita oficial del presidente de Argentina

La reina Letizia conversa con Juliana Awada, la primera dama argentina, durante la ceremonia de bienvenida en el Palacio Real.
La reina Letizia conversa con Juliana Awada, la primera dama argentina, durante la ceremonia de bienvenida en el Palacio Real.
SERGIO BARRENECHEA / EFE
Este miércoles era el primer día en el que el presidente argentino Mauricio Macri pisaba suelo español, pero la atención no estaba puesta en el hombre que desbancó al kirchnerismo.Macri ha viajado a España acompañado de su esposa, la diseñadora Juliana Awada, que ya desde el primer momento ha centrado todas las miradas por la rivalidad y el duelo estilístico con su anfitriona, la reina Letizia.

Este miércoles era el primer día en el que el presidente argentino Mauricio Macri pisaba suelo español, pero la atención no estaba puesta en el hombre que desbancó al kirchnerismo.

Macri ha viajado a España acompañado de su esposa, la diseñadora Juliana Awada, que ya desde el primer momento ha centrado todas las miradas por la rivalidad y el duelo estilístico con su anfitriona, la reina Letizia.

Es difícil, a vista de la imágenes, elegir cuál de las dos 'primeras damas' luce este miércoles más imponente en su encuentro, que ha tenido lugar en el solemne marco del Palacio Real, donde se ha celebrado una recepción.

Ambas han acertado de pleno, tanto que parecían dos auténticos clones. Letizia y Juliana vestían con un corte similar, la argentina oculta bajo un abrigo, pero las dos con el color de moda: el rosa empolvado, o el rosa palo de toda la vida.

Otra coincidencia era el blazer que ambas lucían bajo sus atuendos, de tonos muy similares y con una suerte de encaje. Idéntico ha sido también el peinado, un elegante y discreto moño bajo.

Hasta los zapatos, tipo salón, han sido muy similares, aunque la argentina ha arriegado más que Letizia y presentaba un look mucho más original y moderno con unos zapatos que, según Vanitatis, están firmados por Valentino y ascienden a la friolera de 2.000 euros.

La anécdota se hubiera quedado ahí de no ser porque, desde algunos medios argentinos, han cuestionado y criticado la inoportuna e inadecuada coincidencia de ambas damas. Error que atribuyen al protocolo de la casa real española.

A su juicio, la ausencia de un dresscode para esta acto de día ha propiciado la coincidencia, algo que hubiera podido avitarse informando a ambas de los requisitos del atuendo. Y para defenderlo argumentan que para esta noche, en la cena de gala, sí se ha infromado cómo deben vestir los asistentes. Ellas, por supuesto, de largo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento