«Quizá el Gobierno español haya participado en atentados de ETA». Opiniones así son recolectadas cada semana por el periodista vasco Javier Vizcaíno. Él es el creador del Cocidito madrileño, sección de Radio Euskadi que desde hace ocho años recopila salidas de tono de tertulianos de radio sobre el conflicto vasco. Con su sátira política ha ganado el Premio Ondas a la Innovación Radiofónica.

Pone la radio y un tertuliano se sale de tono, ¿se enfada?

Ya no. Trabajo como el médico forense. Tanta exageración ya me aburre. Aunque, bueno, de vez en cuando aún recibo alguna patada.

Diga, diga...

Un tertuliano suelta el otro día: «Vi hace poco a Setién (obispo emérito de San Sebastián). Oiga, es para pegarle dos tiros». Eso dijo.

Pues el Ondas se lo da la Ser. ¿Ahí no pesca usted?

Poquito. Es raro oír en la Ser esa clase de ex abruptos.

¿Y no podrían hacer en Madrid el Marmitako vasco?

Podrían. Hombre, aquí somos menos y más comedidos. Pero claro que es posible. Las mismas pasadas de la derecha allí las podemos oír en Euskadi, pero del otro lado.

Fíjese, lo que para uno es un dislate, para otro es reflexión.

Sí. Y lo peor es que hay quien está en un extremo y a los cuatro días cambia al otro, según quién le pague.

ETA, esa salsa que no falta en ningún cocidito...

Es su piedra filosofal. Primero la relacionaron con el nacionalismo, luego con los vascos y ahora con toda la izquierda. Está la teoría esa conspiranoica. Hubo quien dijo que el 11-M lo hizo el Gobierno español y ETA.

¿Alguien da más?

Sí. Lo que me tiene asustado es el revisionismo de la historia. Que si Franco puso orden y prosperidad... ¡Uf!

Bio

Nacido un 11 de septiembre. En 1967, en Zuazo (Álava). Conduce el programa Más que palabras de Radio Euskadi.