Un coche patrulla de Mossos
Un coche patrulla de los Mossos d'Esquadra. MOSSOS D'ESQUADRA/TWITTER

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un vecino de Santa Perpètua de la Mogoda (Barcelona) con una orden de alejamiento como presunto autor de la muerte de su expareja, una mujer de 34 años.

El hombre se entregó a la policíaSegún ha informado la policía catalana, los hechos ocurrieron a las 23.45 horas de este martes. El cuerpo de la mujer apareció tendido en la calle y el hombre se dirigió poco después a la comisaría del Complejo Central de Mossos d'Esquadra de Sabadell para explicar los hechos.

En noviembre del pasado año un juez dictó contra el hombre una orden de alejamiento de 500 metros de su pareja, pero una nueva denuncia de ella el pasado 14 de enero hizo que la ampliara hasta los mil metros.

En un comunicado, CC.OO. de Catalunya ha señalado que la víctima estaba afiliada al sindicato y ha lamentado su muerte, mostrando su pésame a familia y amigos.

El hombre la asesinó presuntamente anoche a cuchilladas en la localidad barcelonesa de Santa Perpètua de Mogoda, tras lo que se entregó a los Mossos d'Esquadra.

Cadáver tendido en la calle

Según ha informado este miércoles en rueda de prensa el conseller de Interior, Jordi Jané, el cadáver de la víctima, con varias heridas de arma blanca, fue hallado poco antes de la medianoche tendido en la calle por un transeúnte que llamó al teléfono de emergencias 112 para avisar del crimen.

Minutos más tarde, el marido de la fallecida acudió junto a un familiar a la comisaría central de los Mossos d'Esquadra de Sabadell (Barcelona) para confesar que había matado a su mujer y entregarse a la policía.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron entonces al hombre, que ha sido hospitalizado bajo custodia policial porque sufría una crisis de ansiedad, como presunto autor de un delito de homicidio.

El detenido tenía vigente desde noviembre del año pasado una orden de alejamiento de 500 metros de su mujer dictada por un juzgado de violencia doméstica, que se amplió a 1.000 metros el pasado mes de enero después de que la víctima presentara una nueva denuncia contra él.

El detenido tenía vigente desde noviembre del año pasado una orden de alejamiento de 500 metros de su mujer dictada por un juzgado de violencia doméstica

Tras expresar su "solidaridad" con las personas víctimas de la violencia de género, el conseller de Interior ha afirmado que crímenes como éste refuerzan "cada vez más la necesidad de estar muy encima de las denuncias que se produzcan, de manera transversal", por ese tipo de crímenes."Son hechos que como sociedad no nos podemos permitir", ha añadido el conseller.

La fallecida es la segunda víctima de la violencia machista en lo que va de año en Cataluña -el primer caso ocurrió el pasado 7 de febrero en Súria (Barcelona)- y la decimotercera de España.

Además, es la segunda mujer asesinada en España cuya pareja tenía una orden de alejamiento vigente, ya que solo en otros dos casos constaban denuncias previas por violencia doméstica contra el agresor, según las estadísticas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este es el segundo crimen machista de esta semana, ya que el pasado lunes, día 20, fueron hallados los cadáveres de una mujer de 51 años y su expareja en Chapela (Pontevedra) tras la explosión y posterior incendio de una vivienda en la que aparecieron bombonas de gas manipuladas presuntamente por el agresor.

El Ayuntamiento de Santa Perpètua de Mogoda ha convocado un minuto de silencio este mediodía para expresar su repulsa por este nuevo caso de violencia machista y a las 20.00 horas de este miércoles se celebrará una concentración ciudadana, también a las puertas del consistorio.

Santa Perpètua será acusación particular

La alcaldesa de Santa Perpètua de Mogoda, Isabel Garcia, ha anunciado este miércoles que se presentarán como acusación particular por el asesinato machista la noche de este martes de una mujer de 34 años, vecina de la localidad, supuestamente cometido por su expareja. En declaraciones a los medios, Garcia ha remarcado que se llevarán a cabo "todas las acciones que sean necesarias para luchar contra esta lacra social, porque a las mujeres se la quiere vivas".

Asimismo, ha asegurado que igual que al resto de familias, desde Servicios Sociales se hará el acompañamiento pertinente "y todo lo que esté al alcance del Ayuntamiento para estar a su lado", en relación a los cinco hijos que tenía la víctima, ha añadido.

La primera edil ha detallado que el asesinato se produjo cuando la víctima acabó su turno --el nocturno-- en la limpieza de la escuela Santa Perpètua, situada en la calle Joaquim Malalts de la localidad, ya que trabajaba para la empresa municipal Mogoda Serveis-Sam desde hacía cinco años.

Este miércoles ha tenido lugar un minuto de silencio a las puertas de la administración local y se ha convocado otra concentración a las 20.00 horas en memoria de la víctima, la primera de la población vallesana, tal como ha afirmado Garcia.

El detenido tenía varias denuncias

El hombre detenido tenía dos denuncias por amenazas, una de las cuales fue archivada por el juzgado a petición de la Fiscalía, sin que ninguna parte presentara recurso.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juzgado de instrucción número 1 de Sabadell (Barcelona), en funciones de guardia, ha abierto diligencias para investigar la muerte de la mujer, pero se inhibirá en favor del juzgado de violencia sobre la mujer en cuanto reciba el informe de la autopsia.

El hombre tenía dos denuncias por amenazasEse juzgado, precisamente, había abierto en los últimos meses tres procedimientos contra el exmarido de la víctima, que estaba pendiente de dos juicios que se iban a celebrar en los próximos meses.

La primera de las causas se inició en septiembre del año pasado a raíz de una denuncia por amenazas presentada por la fallecida, pero la causa fue archivada, sin que nadie presentara recurso, a petición de la Fiscalía, que por falta de testigos optó por no seguir adelante con la acusación.

Una segunda denuncia de la víctima por amenazas dio pie a otro proceso penal contra el detenido en noviembre de 2016, en el que el juez impuso una orden de alejamiento de 500 metros al exesposo de la fallecida y envió el caso a juicio, que debía celebrarse el próximo mes de abril en el juzgado penal número 4 de Sabadell.

El pasado mes de enero, la mujer interpuso una nueva denuncia después de que su expareja incumpliera la orden de alejamiento que tenía vigente, lo que derivó en una nueva causa por coacciones y obstrucción a la justicia y motivó que se ampliara a un kilómetro la distancia que el detenido debía mantener respecto a la víctima.

Esta nueva causa estaba pendiente de ser juzgada en el juzgado de lo penal número 4 de Sabadell el próximo mes de junio, según las mismas fuentes.

La víctima, que fue asesinada a cuchilladas en las inmediaciones de la escuela donde trabajaba como limpiadora, había iniciado los trámites para separarse del detenido, un proceso que éste llevaba "muy mal", según han explicado fuentes cercanas a la familia.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.