La explosión de Redondela es un caso de violencia machista según las primeras investigaciones

La vivienda en Chapela (Pontevedra), donde fallecieron una mujer y el hombre que fuera su pareja, a causa de una explosión de gas.
La vivienda en Chapela (Pontevedra), donde fallecieron una mujer y el hombre que fuera su pareja, a causa de una explosión de gas.
Sxenick / EFE
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha confirmado que todos los indicios apuntan a que la explosión de Chapela, perteneciente al municipio pontevedrés de Redondela, en la que murieron un hombre y una mujer es un nuevo caso de violencia machista, porque en el inmueble fueron encontradas bombonas con la "manguera cortada" y un producto "acelerante".

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha confirmado que todos los indicios apuntan a que la explosión de Chapela, perteneciente al municipio pontevedrés de Redondela, en la que murieron un hombre y una mujer es un nuevo caso de violencia machista, porque en el inmueble fueron encontradas bombonas con la "manguera cortada" y un producto "acelerante".

Villanueva ha hecho estas declaraciones en la Guardia Civil de Lugo, adonde se desplazó para hacer entrega de una docena de coches nuevos a esta Comandancia.

"Continúa la investigación por parte de la Policía Científica para esclarecer las causas, pero todo indica que se trata de un caso de violencia de género, el segundo que tenemos en nuestra Comunidad este año y el décimo segundo en España", precisó el delegado del Gobierno.

Villanueva ha incidido en que "había bombonas manipuladas" y "acelerante" en la vivienda en la que se produjo la explosión, por lo que, aunque queda por determinar cómo se produjo el suceso, todos los indicios apuntan a un nuevo caso de violencia de género.

También ha asegurado que "no constaban denuncias previas" por episodios de violencia.

Villanueva ha aprovechado para "condenar de la forma más enérgica que se pueda este tipo de actuaciones" y para pedir que se denuncie "cualquier sospecha de violencia de género", tanto "la víctima, como sus allegados o cualquier persona" que pueda tener constancia de la misma. "Es un problema que nos afecta a todos", ha dicho

"En este caso hay que lamentar el trágico suceso que se produjo en Chapela, pero además es que queda un niño pequeño huérfano", ha concluido.

Esta sería la decimosegunda mujer que muere asesinada presuntamente por violencia machista en España en lo que va de 2017, siendo este el año con más mujeres víctimas mortales desde 2007. De las doce fallecidas, la mayoría no había denunciado y en el momento de morir vivía con el agresor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento