Cuando pasaban quince minutos de las cinco de la madrugada, se ha recibido una llamada en la Comisaría procedente del 112 alertando de un posible homicidio en la citada calle. Inmediatamente se han dirigido al lugar de los hechos varias dotaciones policiales que a su llegada han encontrado a una mujer abrazando y tranquilizando a su hijo.

La mujer indicó a los agentes que éste acababa de matar a su padre de un disparo, según informa la Policía Nacional en nota de prensa. En ese momento, los policías se han dirigido a uno de los dormitorios de la vivienda, y han comprobado cómo en el mismo yacía un hombre con una herida en el costado, producida al parecer por un arma de fuego larga.

Ante estos hechos, los agentes procedieron a la inmediata detención del presunto autor por un delito de homicidio y también intervinieron en el propio domicilio la escopeta con la que pudo haber disparado el presunto parricida.

La

investigación continúa abierta para esclarecer los hechos y la autoridad judicial ha decretado el secreto de sumario.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.