Las empresas interesadas tendrán de plazo hasta el próximo 9 de mayo para presentar sus ofertas, de entre las que la Junta deberá seleccionar, para adjudicar la actuación, la que mejores características técnicas y económicas reúna.

Según informa el Gobierno andaluz en una nota, el delegado territorial de Fomento y Vivienda en la provincia de Sevilla, Jesús María Sánchez, ha puesto de relieve "la importancia de esta actuación que mejorará la seguridad vial en una infraestructura viaria con mucho tránsito de vehículos y con un tráfico elevado de camiones derivado de las empresas y actividad del parque de empresas medioambientales de Aznalcóllar". De hecho, esta vía soporta a diario el paso de 6.800 vehículos, de los cuales el seis por ciento son pesados.

El delegado ha explicado que "esta vía conecta dos carreteras de alta capacidad, la A-49 Sevilla-Huelva y la A-66 Sevilla-Mérida, y constituye un arco principal de conexión y de acceso a la poblaciones de Aznalcóllar y Gerena, por lo que este nuevo puente era necesario para garantizar la movilidad de los ciudadanos y la vialidad del transporte de mercancías por carretera, clave para muchas actividades empresariales de estos municipios".

Continuando esa línea, Sánchez ha recordado que "esta obra no requerirá ningún corte de tráfico y es la continuación de la ya ejecutada en febrero del pasado año, cuando se puso en servicio el primer carril del nuevo puente, en el término municipal de Gerena, tras la actuación de emergencia realizada con una inversión de 630.000 euros".

Así, el delegado ha señalado que "era necesario actuar debido a los daños que presentaba la antigua estructura, cuyo tránsito de vehículos de gran tonelaje se había incrementado debido a dos obras que coincidieron en 2015 en dos vías de gran capacidad como son la ampliación a tercer carril de la A-49 entre Sevilla y Sanlúcar la Mayor y la corrección de deslizamiento en la A-66, entre Sevilla y Gerena, vías habituales en los desplazamientos de los camiones".

Para la construcción del nuevo puente fue necesario la reconducción del cauce del río para poder iniciar la cimentación mediante pilotes de la estructura, y la posterior construcción de los estribos y las pilas donde están encajadas las vigas del tablero del nuevo puente.

Este nuevo concurso público permitirá "mejorar" dicha infraestructura, ampliando su plataforma, lo que le dará "mayor capacidad" para absorber el volumen de vehículos e incluirá además una pasarela peatonal. Esta actuación aumentará la anchura del puente nuevo hasta los 6,20 metros y para ello se aprovechará la cimentación y las pilas existentes del puente antiguo.

La intervención tiene un plazo de ejecución de obras de tres meses, aunque con el fin de agilizar la realización de las obras, la Consejería de Fomento y Vivienda ha decidido valorar en la fase de concurso la reducción de los plazos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.