Ofensiva en Mosul
Soldados iraquíes en la ofensiva para recuperar la ciudad de Mosul, último bastión de Estado Islámico en Irak. EFE

Las fuerzas iraquíes han logrado arrebatar este domingo cinco localidades al grupo terrorista Estado Islámico (EI) al sur y suroeste de Mosul en el inicio de la ofensiva para liberar los barrios occidentales de esta ciudad en el norte de Irak. Al poco de comenzar la ofensiva, el grupo yihadista reaccionó con dos ataques suicidas que se han cobrado la vida de, al menos, tres civiles.

El comandante de las Operaciones Conjuntas iraquíes, el general Abdelamir Yaralá, detalló en un comunicado que las tropas de la Policía Federal liberaron las localidades de Al Azba, Al Kafur, Al Yamasa y Al Beyuari, en la entrada meridional de la urbe. Asimismo, las fuerzas del Ejército iraquí lograron tomar el control de la localidad de Al Lazaka, situada en el suroeste de la ciudad e izaron la bandera iraquí encima de sus edificios.

En el inicio de la ofensiva, las fuerzas de la Policía también han recuperado una estación de electricidad que está en las afueras de Mosul. Yaralá destacó que las tropas iraquíes siguen avanzando y rodeando localidades en el suroeste de la urbe y señaló que hubo bajas humanas en las filas de los yihadistas aunque no dio más detalles.

Ataques suicidas de Estado Islámico

Una hora después del inicio de la ofensiva, un terrorista suicida de Estado Islámico se ha hecho estallar en el restaurante 'My Fair Lady', en el este de la ciudad iraquí de Mosul —bajo control de las fuerzas iraquíes—, según han informado fuentes de seguridad. De momento se desconoce el número de víctimas.

Este atentado es el segundo contra el restaurante en menos de dos semanas. El viernes 11 de febrero, una explosión dejó al menos 14 muertos y 29 heridos.

Tercera fase de la batalla de Mosul

El primer ministro y jefe de las Fuerzas Armadas iraquíes, Haidar al Abadi, anunció este domingo el arranque de la tercera fase de la batalla de Mosul para liberar la ciudad del yugo de Estado Islámico, cuyos barrios orientales fueron liberados el pasado enero.

Las agencias humanitarias están preparando ayuda y espacio para acoger entre 250.000 y 400.000 civiles que calculan que podrían huir de la urbe por los combates.

Según la ONU, entre 750.000 y 800.000 civiles viven en los distritos occidentales de la ciudad controlados por los yihadistas.

Desde hace varios días las fuerzas iraquíes han insistido en la cercanía del comienzo de la tercera fase de la Batalla de Mosul, después de que el Ejército lograra el pasado enero expulsar al EI de los barrios del este de la ciudad, dividida en dos por el río Tigris.

350.000 niños están atrapados

Cerca de 350.000 niños están atrapados en el oeste de Mosul, donde las fuerzas de seguridad iraquíes comenzaron el asalto al último gran bastión del grupo yihadista Estado Islámico en Irak, según la organización Save the Children.

"Las familias en la zona oeste de Mosul nos dicen que escaparse no es una opción. Si tratan de huir se arriesgan a ejecuciones sumarias por parte de combatientes de Estado Islámico, o bien a ser víctimas de francotiradores o minas", relató Maurizio Crivallero, director para Irak de Save the Children.

La organización en favor de los derechos de la infancia alerta de que el impacto de la artillería y el armamento pesado que se está usando en la ofensiva, que se libra en calles "estrechas y con mucha densidad de población", puede ser el "más mortífero e indiscriminado de todo lo que hemos visto hasta ahora" en el conflicto.