Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, firma en el Despacho Oval de la Casa Blanca la orden ejecutiva que veta la entrada de inmigrantes y refugiados de siete países musulmanes a ese país. EFE

El Secretario de Seguridad Nacional estadounidense, John Kelly, ha firmado dos órdenes que aumentarían el número de migrantes indocumentados que podrían ser deportados, según ha informado Reuters tras tener acceso a unos documentos oficiales.

Kelly ha incluido las dos nuevas órdenes en una memoria firmada el pasado viernes, si bien estos documentos todavía tienen que pasar por la Casa Blanca, han informado dos fuentes a Reuters.

Bajo estas órdenes, cientos de miles de personas se enfrenarían a procesos para ser expulsados de Estados Unidos, incluidos colectivos cuya deportación no era considerada una prioridad con la anterior administración de Barack Obama.

De esta forma, estarían en peligro de ser deportados aquellas personas acusadas de delitos, aunque no hayan sido declaradas culpables, o progenitores de niños que hayan entrado ilegalmente en Estados Unidos.

En uno de los documentos, Kelly asegura que la inmigración ilegal a lo largo del la frontera con México "ha creado una significante vulnerabilidad a la seguridad nacional de Estados Unidos".

Estas órdenes se consideran una guía de actuación que desarrolla la orden ejecutiva firmada por el presidente, Donald Trump, el pasado 25 de enero. La orden supuso la prohibición momentánea de entrada en el país a nacionales de siete países de mayoría musulmana, además paralizó los programas de acogida de refugiados.

Nueva orden a la vista sobre refugiados

Este sábado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó en un acto en Florida que la próxima semana presentará una nueva orden ejecutiva sobre inmigrantes y refugiados, y que iniciará "pronto" la construcción de un muro en la frontera con México.

En un acto con espíritu de mitin de campaña ofrecido en un hangar del Aeropuerto Internacional Orlando Melbourne, el mandatario criticó la orden de un juez federal que suspendió la orden ejecutiva que firmó el pasado enero. "Nosotros no nos rendimos, vamos a hacer algo esta semana con lo que creo que vais a estar impresionados. Tenemos que mantener seguro nuestro país", afirmó.