La propuesta pretende garantizar que el número de efectivos "no se vea reducido año a año y evitar que los servicios mínimos establecidos se cubran con horas extras que impliquen un importante coste anual".

La edil de Protección Ciudadana, Raquel Ruz, espera que los grupos municipales apoyen esta iniciativa "en aras de una eficiente organización de la plantilla de bomberos que, en definitiva, redunda en el servicio ciudadano".

El equipo de gobierno local someterá al próximo Pleno ordinario una iniciativa para que las plazas que vayan quedando vacantes por jubilación en el servicio de extinción de incendios, sean cubiertas y no se amorticen; una propuesta que, en palabras de la edil, persigue "una eficiente organización de la plantilla de bomberos que, en definitiva redunda en el servicio ciudadano".

Al desglosar los motivos que animan esta iniciativa, la concejal se ha referido a la problemática "heredada por falta de organización del anterior gobierno municipal", de un gran número de horas extras anuales a pagar, para que los efectivos existentes cubran los servicios mínimos establecidos por decreto en cada parque de bomberos".

Ruz ha explicado que, "desde el año 2007, no se aumenta el número de efectivos en este servicio y, sin embargo, si que se amortizan las plazas de los agentes que se van jubilando; lo que lleva a cubrir los servicios mínimos preceptivos con el pago de horas extras, con el consiguiente perjuicio para las arcas municipales".

Así, para la edil, proponer al Pleno esta iniciativa tendrá su efecto en el corto plazo, dado que "este año hay seis plazas vacantes porque se jubilan seis personas, de manera que, si los grupos políticos apoyan la propuesta, serán cubiertas".

También la propuesta redundará en el medio y largo plazo, "pues permitirá la organización y planificación eficiente del servicio en los próximos años, es decir, será beneficioso para el Ayuntamiento y por tanto para la ciudad y generaciones venideras".

Junto a esta iniciativa de cobertura de vacantes por jubilación que se someterá al Pleno del próximo viernes, la edil ha indicado que, vía promoción interna, van a salir próximamente cinco plazas de mandos en este servicio; y a través de Oferta de Empleo Público, están previstas 13 plazas de bombero-conductor (cuatro de ellas a corto plazo y nueve en septiembre aproximadamente); y otras dos plazas de bombero base.

"La política de ir amortizando las plazas que se van quedando vacantes en una cuestión tan sensible e importante para la seguridad ciudad acarrea dos problemas que había que resolver; el del sobrecoste de las horas extra, y el preocupante envejecimiento de la plantilla de bomberos que, en el momento actual, tiene una media de edad de 49 años".

Consulta aquí más noticias de Granada.