Así lo ha indicado a preguntas de los periodistas después de que el Consistorio anunciara que recuperará la gestión directa de multas en abril cuando no se le renueve el contrato a Vialine, la empresa que lo lleva haciendo los dos últimos años, de modo que descarta la opción de volver a encargar este servicio a la Diputación.

Reyes ha apuntado que desde esta Administración no se ha "ido a llamar a la puerta del Ayuntamiento para recaudarles", al tiempo que ha recalcado que están "a disposición de los ayuntamientos" y, si el de Jaén no lo necesita, "pues magnífico, no hay ningún problema" y se seguirá realizando el cobro a aquellos consistorios que requieran este instrumento.

"Lo que está claro es que las cifras son las que son y cuando recauda Diputación el nivel de eficiencia no tiene nada que ver con lo que recauda cuando lo hace el Ayuntamiento de la capital", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.