Los hechos ocurrieron el pasado 8 de febrero, cuando la víctima invitó a esta mujer, con antecedentes por hechos similares, a la cual conoció el día anterior después de que la mujer le solicitara ayuda económica para recargar de teléfono móvil.

Una vez ayudada y realizada la recarga, la mujer propuso a la víctima tomar un café en un establecimiento cercano y entabló con el varón una relación cordial y amistosa. Tras ganarse la confianza de su víctima, quedaron en verse al día siguiente en el domicilio del benefactor, donde la invitaría a comer.

Finalizada, la comida y tras convencer a su víctima de que se ausentara unos momentos de la vivienda mientras ella descansaba, la supuesta autora de este delito aprovechó para hacerse con las joyas que esta persona tenía en su domicilio.

La autora se había trasladado a esta localidad en transporte público para no despertar sospechas, pero contaba con el apoyo exterior de un vehículo en el que viajaban otras tres personas, que supuestamente se habían desplazado hasta esta localidad para prestar ayuda a la investigada en los posibles problemas que pudieran surgir y facilitar la huida del lugar una vez fuera perpetrado el hurto.

El conocimiento de la zona, y la información obtenida gracias a la colaboración ciudadana, puso a la Guardia Civil en alerta ante el posible intento de perpetración de este hecho delictivo.

La supuesta autora fue localizada a la salida del domicilio de la víctima de donde salía apresurada tras fingir una llamada de teléfono que la alertaba de la repentina enfermedad de una hermana.

Acto seguido se procedió, por parte de la Guardia Civil de Zamora, a la identificación y recuperación de los efectos sustraídos del domicilio, lo que permitió la imputación a esta persona de un delito leve de hurto.

Las otras tres personas, residentes en la provincia de Zamora, previamente habían sido interceptadas e identificadas por la Guardia Civil en las cercanías de la localidad.

Sobre la imputada constan antecedentes por hechos similares en otra localidad zamorana de la comarca de Sayago durante el mes de noviembre del 2016. La Guardia Civil instruyó las correspondientes diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Guardia de Puebla de Sanabria (Zamora).

Consulta aquí más noticias de Zamora.