La Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado la condena a nueve meses de prisión y multa de 720 euros a un hombre que mintió en su declaración como testigo en un juicio penal. El hombre negó que su amiga, que estaba acusada de agredir a una doctora en su consulta, procediera de tal modo y añadió que el resto de los testigos "se habrían inventado su versión".

El tribunal de apelación resuelve así el recurso contra una sentencia del Juzgado de lo Penal nº 4 de Santander, cuya titular condenó al hombre por un delito de falso testimonio. Según se recoge en los hechos probados, el hombre acudió en calidad de testigo a un juicio en el que se acusaba a una amiga suya de haber agredido a una doctora.

En dicho plenario, "pese a haber sido debidamente juramentado y advertido de que si faltaba a la verdad podía incurrir en un delito contra la administración de justicia, y sabedor de que estaba faltando a la verdad, declaró faltando gravemente a la verdad en su narración de los hechos".

En este sentido, añade el relato que negó la agresión y apuntó a que los demás testigos habrían inventado su versión, "pese a la existencia de diversas pruebas objetivas" que ponían de manifiesto que la agresión sí se había producido.

La amiga del ahora acusado fue finalmente condenada por un delito de atentado en concurso con una falta de lesiones. Además, en aquella sentencia la juez acordó deducir testimonio -remitir copia de los actuado a los juzgados de instrucción- por la posible comisión de un delito contra la administración de justicia del ahora condenado.

Tal testimonio prosperó en forma de una nueva causa penal que fue juzgada y ahora ratificada por la Audiencia Provincial, en una sentencia de la que ha informado el TSJC en nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.