Recordemos, al respecto, que el documento inicial del proyecto presupuestario de 2017 afrontaba modificaciones por valor de 24,6 millones de euros, después de la aprobación de 26 de las 30 enmiendas transaccionales acordadas entre el Gobierno local socialista y Ciudadanos, otras nueve transaccionales promovidas conjuntamente entre Participa e IU-CA, y otras 36 enmiendas individuales, una docena de ellas del PP.

Las enmiendas transaccionales acordadas por PSOE y Cs y finalmente aprobadas supondrían una incidencia de 8,5 millones de euros en el presupuesto, mientras las enmiendas transaccionales conjuntas promovidas por Participa e IU-CA aprobadas habrían supuesto un impacto de unos siete millones.

No obstante, y como informaba el propio alcalde, Juan Espadas (PSOE), el ajuste del documento al "equilibrio" entre los ingresos por 963,1 millones de euros y los gastos por 951,4 millones inicialmente planeados, ha motivado que la incidencia final de las enmiendas en el presupuesto se reduzca de 24,6 a 19,4 millones de euros. Tal extremo, en ese sentido, habría motivado que el PSOE no contase con apoyo suficiente en la primera sesión de la comisión delegada de hacienda destinada a elevar el documento al pleno.

Así, y después de que el nuevo documento haya logrado al fin el

dictamen favorable alcanzado finalmente en la comisión de Hacienda, con el voto positivo de PSOE y Cs, la abstención de Participa pero el voto contrario del PP e IU, González Rojas ha señalado el "hachazo" y "golpe a la democracia" implícito en el "ajuste" de las enmiendas llevado a cabo por el gobierno de Espadas, ya que ha "recortado a su antojo las partidas", ninguneando así lo decidido anteriormente por todos los grupos políticos en conjunto.

"RECORTE INJUSTIFICABLE"

En este sentido, Rojas ha denunciado que "mientras la mayoría representada en el pleno aprobó en la pasada comisión de Hacienda el 75 por ciento de las enmiendas de IU, la minoría del PSOE las ha reducido a poco más del 44%". "Se trata de un recorte injustificable", ha remarcado.

"Espadas y el PSOE han elegido y, entre otras cosas, han optado por bajar, con respecto a lo ya aprobado, un 90 por ciento de las inversiones en Urbanismo destinadas a favorecer la accesibilidad universal o la movilidad ciclista, un 80 por ciento en políticas de igualdad y juventud, un 85% en el Bonobús Social y más del 60 por ciento en los Planes Integrales previstos en los barrios", ha lamentado el portavoz de Izquierda Unida.

"Con el precedente del año pasado y la sentencia del TSJA, la voluntad democrática del Pleno ha sido cercenada de nuevo", ha advertido el portavoz de la federación de izquierdas. No obstante, Rojas considera que "no se puede estirar más el chicle" y que para nada sirve insistir a un Partido Socialista que "ni cree en las políticas sociales, ni en un modelo de ciudad habitable y sostenible ni en la democracia participativa que defiende IU".

"El alcalde nos pide a los grupos que no estamos de acuerdo con el proyecto que nos abstengamos y lo dejemos pasar. Pero el tiempo de las cartas blancas ha pasado, la confianza ya la dimos en la investidura y en el primer presupuesto y en estos casi dos años, Espadas ha demostrado que no cumple con los compromisos aprobados", ha sentenciado González Rojas.

Por último, el portavoz de IU ha negado que su grupo haya pretendido "bloquear" con su voto el proceso de aprobación del presupuesto. "La Comisión de Hacienda de este viernes era meramente informativa y con ella el PSOE sólo buscaba saber por dónde van los tiros. Con independencia de lo que aquí se vote, el gobierno puede presentar su proyecto de presupuesto perfectamente. De hecho, antes del pleno tendrá que volver a convocar la comisión y habrá que votar de nuevo. Así que de bloqueo nada", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.