Ibone Bengoetxea presenta el balance del servicio de bomberos
Ibone Bengoetxea presenta el balance del servicio de bomberos DIPUTACIÓN DE BIZKAIA

El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Diputación Foral de Bizkaia realizó 4.828 intervenciones a lo largo del pasado año 2016, de las que más de la mitad corresponden a rescates y salvamentos y un 30% a incendios. Las salidas se redujeron un 28,6% con respecto a 2015, debido a la reducción de intervenciones por presencia de la avispa asiática tras la puesta en marcha de un protocolo de coordinación con los municipios.

La diputada vizcaína de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea, ha presentado este viernes el balance de actuaciones del servicio de bomberos de Bizkaia, que actuó el pasado año en 1.453 incendios. Según ha explicado, el grueso de actuaciones se efectuaron en fuegos urbanos de pequeñas dimensiones y en viviendas, aunque también se registraron 88 incendios industriales en fábricas y almacenes.

Casi el 60% de los incendios se produce por la noche, entre las ocho de la tarde y las nueve de la mañana, de lo que se desprende "la importancia de instalar detectores de humo en los hogares". En palabras de Ibone Bengoetxea, estos dispositivos "baratos y fáciles de instalar", pueden "salvar la vida".

En este sentido, ha advertido de que el humo es la principal causa de muerte en los incendios domésticos. "En caso de iniciarse un incendio, el detector nos avisará rápidamente y nos despertará a tiempo si estamos dormidos", ha recalcado.

La mayoría de las salidas de los bomberos durante 2016, un total de 2.496, corresponde a salvamentos. En concreto, se efectuaron 198 actuaciones en accidentes de tráficos con víctimas atrapadas, 828 accesos a viviendas con personas en riesgo y rescates rurales, y 1.470 servicios auxiliares o accesos a viviendas sin víctimas.

También se produjeron 879 asistencias técnicas, la mayoría relacionadas con su participación en retenes de prevención, limpiezas de calzada, visitas a riesgos concretos, simulaciones informáticas, incidentes con gas y fugas de gas.

En comparación con el ejercicio precedentes, se produjo una "significativa" reducción de las salidas, de un 28% en comparación con las 6.764 intervenciones de 2015. Bengoetxea ha precisado que esta disminución se debe al descenso de las intervenciones relacionadas con la avispa asiática, gracias a la puesta en marcha en abril del protocolo de actuación frente a esta especie invasora.

En función de este protocolo, los ayuntamientos del territorio, el personal técnico de la sociedad pública Basalan, perteneciente al Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural, y el Servicio de bomberos "han coordinado esfuerzos" y los bomberos "sólo han intervenido en aquellos casos en los que el nido suponía un peligro por su ubicación, es decir por hallarse en un lugar de difícil acceso o en las cercanías de escuelas y hospitales".

De este modo, las actuaciones por avispa asiática han pasado de 1.754 actuaciones en 2015 a 320 en 2016. Bengoetxea ha valorado "el buen funcionamiento del protocolo" durante estos meses, lo que ha permitido "descargar" el servicio de bomberos y mantener disponibles los recursos de bomberos "para las emergencias".

PARQUES Y TIEMPOS DE RESPUESTAS

Una plantilla de 427 personas, entre bomberos y personal de oficina, compone el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Diputación Foral de Bizkaia, que se articula en ocho parques situados en Urioste, Balmaseda, Artaza, Derio, Basauri, Gernika, Iurreta y Markina, que dan cobertura a todo el territorio.

De los ocho parques que componen el servicio, los que más salidas son los de Urioste (1.636) y Artaza (1.061), seguidos sucesivamente por Basauri, Iurreta, Derio, Balmaseda, Gernika y Markina. El tiempo de respuesta en el 56% de las salidas es de menos de 15 minutos y el tiempo de alarma desde que se recibe el aviso en el centro de comunicaciones hasta que se pasa al parque de bomberos correspondiente es de 1,49 minutos.

FORMACIÓN, PREVENCIÓN Y PROCEDIMIENTOS

Además de las 4.828 intervenciones, en 2016 los bomberos de la Diputación Foral de Bizkaia también realizaron siete cursos formativos durante el pasado año sobre intervención coordinada en incendios de edificios, neutralización de avispas y abejas, prevención de riesgos laborales y salud laboral, rescate en espacios de difícil acceso, rescate en accidentes de tráfico, instalaciones hidráulicas y manejo del navegador-GPS.

En materia de prevención, se ofrecieron 18 sesiones divulgativas en los parques de bomberos a escolares y otros colectivos, se dio asesoramiento sobre soluciones constructivas y aplicación de normativa a 38 empresas, organizaciones y ayuntamientos, además de participar en 13 simulacros.

También se elaboraron cinco nuevos protocolos de actuación en saneamiento de fachadas, apertura de puertas, limpiezas de calzada, intervenciones con abejas y avispas, y amenazas de suicidio, y se inició el desarrollo de tres nuevos procedimientos en rescates rurales y de montaña, uso de contenedor de mangueras del Puerto y actuación en incendios urbanos.

INVERSIONES

El Departamento de Administración Pública y Relaciones Institucionales destinó en 2016 un presupuesto de 3 millones de euros para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento.

Casi un tercio se invirtió en obras de mantenimiento y mejora de los parques y en la compra de nuevos equipos y materiales, entre los que destaca la adquisición de un nuevo camión cisterna que desde octubre opera en parque de bomberos de Derio, una Bomba Nodriza Pesada de tres ejes, dotada con "las últimas tecnologías del mercado", con capacidad para 10.000 litros de agua y 500 litros de espuma, y especialmente diseñada para su intervención en grandes incendios.

Para este 2017, el servicio de bomberos de Bizkaia contará con un presupuesto similar, 2.855.000 euros, de los que 427.000 euros serán para formación y preparación de las personas que componen el servicio y 346.000 para la adquisición de otro camión cisterna.

Además, se destinarán 100.000 euros para iniciar los proyectos de construcción de los nuevos parques de bomberos de Arratzu y Zalla, que sustituirán respectivamente a los de Gernika y Balmaseda, los más antiguos del Servicio.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.