Imagen de las joyas intervenidas.
Imagen de las joyas intervenidas. POLICÍA NACIONAL.

Agentes de la Policía Nacional de Valladolid han detenido a una mujer de 55 años por sustraer y vender joyas propiedad de una anciana de 91 años en cuya vivienda trabajaba, con carácter interno, como empleada del hogar, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Investigadores especializados en la compraventa fraudulenta detectaron hace unos días en el mercado de segunda mano una serie de joyas muy valiosas de origen desconocido que les hizo sospechar sobre su posible procedencia ilícita.

Por ello, además de analizar detenidamente las joyas, los agentes intensificaron el control de este mercado, lo que les llevó al origen de las mismas y, por consiguiente, a la detención de la presunta autora de este hecho delictivo el pasado día 14.

La mujer, a la llegada de los policías al domicilio donde trabajaba como empleada de hogar interna y a su vez, lugar de la sustracción, reconoció de manera espontánea a los agentes que lo había hecho por su adicción al juego.

La víctima, una mujer de 91 años y con movilidad reducida, no salía de su asombro puesto que no se había dado cuenta de la falta de las mismas, pensando que aún las tenía en su joyero.

La arrestada llevaba trabajando para esta señora apenas cinco meses, siendo en los dos últimos cuando, supuestamente, había ido llevándose alguna alianza, anillos o cadenas que posteriormente vendía y por las que ha recibido más de 3.500 euros.

Gran parte de las joyas sustraídas ha sido recuperada y entregada a su legítima propietaria. La empleada no tenía antecedentes policiales y actualmente se encuentra en libertad.

Esta investigación ha sido realizada por efectivos pertenecientes al Grupo 4º de la Comisaría de Distrito Las Delicias, perteneciente a la Comisaría Provincial de Valladolid.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.