Todo ello después de que un vecino de la localidad, colaborador de la agrupación 'Sí se puede', haya presentado una denuncia ante un juzgado onubense en la que expone que la moción de censura planteada el pasado mes de diciembre fue retirada "tras ofrecer un intermediario del PSOE y miembro de CCOO un empleo en una empresa pública a la mujer de uno de los dos ediles electos de 'Sí se puede', formación con la que el PP había negociado y firmado previamente la citada moción, únicamente a la espera del pleno en el que finalmente se rechazó.

En rueda de prensa, y tras ser preguntado por este asunto, Domínguez ha dejado claro que el PSOE "no tiene intermediarios. Llevo mucho tiempo en el partido y, como secretario de Política Municipal, cuando he tenido que negociar con otros partidos lo he hecho yo directamente, no hay intermediarios".

"Hoy he escuchado que el juez ha pedido las grabaciones y pienso que cuanto antes mejor", ha precisado Domínguez, quien ha insistido en que "el PSOE no está afectado porque lo que se grabó es una conversación privada". "Me gustaría escuchar esas grabaciones, por curiosidad, pero como es un tema judicializado, el juez determinará".

Por último, tras insistir en que no tiene constancia de "ningún ofrecimiento de un puesto de trabajo", ha citado al comunicado de la empresa Aguas de Huelva donde aseguró que "nunca ha ofrecido, ni nadie se ha puesto en contacto con sus responsables para solicitar, gestionar o autorizar la contratación directa de ninguna persona, negando rotundamente cualquier intervención en un posible acuerdo o pacto de terceras personas ajenas a la empresa".

Según reza en la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la misma fue presentada por esta persona el pasado 9 de febrero en un juzgado de Huelva, pidiendo en el escrito que se investigue reuniones, entre las que cita la mantenida el 10 de enero, entre los integrantes de esta formación y del PSOE.

En las mismas, según el denunciante, este intermediario del PSOE "ofreció a Pedro Escalante, uno de los dos concejales de 'Sí se puede', una concejalía y cobrar por asistencia a juntas de gobierno" y al otro, Francisco Martín, "un puesto de trabajo para su mujer en la empresa pública Aguas de Huelva", dejando patente que "ésta no debía saber nada".

Consulta aquí más noticias de Huelva.