y concejales de ciudades y municipios españoles han firmado este viernes la 'Declaración de València', un documento en el que exigen al Gobierno de España que la deuda local se mantenga en un nivel no inferior al 3% del PIB como objetivo a alcanzar en el año 2020, así como que la regla de gasto se aplique a las entidades locales "únicamente en caso de vulneración de los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera" y que en caso de que las administraciones municipales obtengan superávit "puedan disponer libremente de dicho remanente".

Así lo han reivindicado en València durante las Jornadas Municipalistas por una Financiación Justa, que han concluido con la firma de dicho documento por parte de los representantes políticos de ciudades como Barcelona, Madrid, Zaragoza, Málaga, Valladolid, A Coruña o València, entre otros.

Concretamente, el documento propone que, dado que los gobierno locales son "entes políticos que prestan servicios públicos esenciales de proximidad" requieren de un sistema de financiación "estable, que garantice la cobertura de las necesidades básicas de los ciudadanos en el marco de sus competencias".

Por tanto, sostiene "que la reforma del sistema de financiación local no puede verse postergada, ni supeditada a la reforma del modelo autonómico, sino que debe abordarse conjuntamente con éste en el marco de una reforma global de la financiación del sector público".

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Valencia.