Durante su visita a la planta de Castell de Ferro, un centro de transformación de más de 18.000 metros cuadrados con una elevada capacidad de procesamiento, Sánchez Maldonado ha subrayado el papel de cohesión que realiza el grupo entre los más de 2.200 agricultores que están vinculados a su producción, y la capacidad de esta empresa por combinar la tradición con una vocación exportadora que le ha llevado a comercializar sus productos en EEUU, prácticamente en casi toda la UE y en los países escandinavos.

"El Grupo La Caña es hoy un referente para la economía granadina, con más de 135 millones anuales de facturación, y un referente ineludible para el sector agrario andaluz y para la industria transformadora agraria", ha recordado el consejero, que ha valorado asimismo como otra de sus virtudes su apuesta continua por la innovación, con la mejora continua de sus procesos y un laboratorio propio.

Sánchez Maldonado también ha destacado la capacidad del grupo de generar puestos de trabajo, con más de 1.300 trabajadores, y ha añadido que el Pacto por la Industria y la Estrategia Industrial de Andalucía no se han olvidado de la industria transformadora agraria, que como sector tradicional servirá de base junto a otros sectores emergentes para intentar recuperar el nivel de empleo perdido con la crisis en esta actividad.

El Grupo La Caña está constituido como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) Sociedad Agraria de Transformación (SAT) desde 1997, y cuenta entre sus empresas a la matriz Miguel García Sánchez e Hijos SA, fue fundada en 1978, y otras sociedades como Eurocastell SAT, dedicada a abrir mercados en Gran Bretaña y países escandinavos. Se dedica a la compra, producción, manipulación y venta de todo tipo de productos hortofrutícolas, especialmente los de la zona de la costa granadina, y exporta a toda Europa y EEUU. Factura en torno a 135 millones anuales y emplea a más de 1.300 trabajadores.

Tiene nueve centros de recogida de producto de sus más de 2.200 agricultores vinculados en Granada, Málaga y Almería, así como dos centros de transformación y envasado: uno en Motril con 11.500 metros cuadrados, una capacidad frigorífica de 1.200 metros cuadrados y una capacidad de procesamiento de aguacate y mango de 150.00 kilos/día y de 90.000 kg/día de tomate; y otro en Castell de Ferro (municipio de Gualchos, Granada), con 18.000 metros, una capacidad frigorífica de 5.000 metros y una capacidad de procesamiento de pepino de 400.000 kg/día y de procesamiento de tomate de 100.000 kg/día. Además cuenta con su propio laboratorio que realiza más de 3.000 análisis multiresiduos y microbiológicos.

Consulta aquí más noticias de Granada.