Exposición Tecnorrevolución
Exposición Tecnorrevolución EUROPA PRESS/OBRA SOCIAL LA CAIXA/IRENE MEDINA

Según informan en una nota las entidades impulsoras de la muestra, han sido el alcalde de Lora, Antonio Miguel Enamorado; la coordinadora de la Fundación Cajasol, Mercedes Camacho; y el director de Área de Negocio de CaixaBank en Écija, Rubén Rodríguez-Arias Monroy, quienes han presentado la muestra 'Tecnorrevolución' en el marco de la obra social conjunta que impulsan la Fundación Cajasol y la Obra Social 'La Caixa' para desarrollar proyectos sociales y culturales que contribuyan a la mejora de la calidad de vida de los andaluces.

Desde la Fundación Cajasol y la Obra Social 'La Caixa' resaltan de las tecnologías convergentes -fuentes de inspiración de guiones cinematográficos como 'Cariño he encogido a los niños'-, "el giro que ha supuesto su aplicación en el campo de la salud, la alimentación, la bioinformática, la industria, la computación, las telecomunicaciones, en un sinfín de aplicaciones para lograr mayor bienestar social".

El control y la manipulación de la materia a nivel de nanoescala han permitido "comprender mejor los sistemas biológicos, descubrir el mundo del conocimiento del cerebro o simular modelos fuera del alcance de la acción humana", al tiempo que estas novedosas herramientas "contribuyen al desarrollo general de la sociedad y abren enormes posibilidades hasta hace poco impensables", y en ese sentido cabe recordar que hace pocos años que se utilizó por primera vez la nanotecnología para destruir células cancerosas.

Las NBIC funcionan "independientemente y con éxito desde hace mucho tiempo", pero es a finales de los años 90 cuando se comienza a aplicar la nanotecnología tanto en sistemas artificiales como en sistemas vivos. Esta disciplina se convierte en el eje central de un desarrollo tecnológico conjunto formando un equipo bien complementado: nanotecnología, biotecnología, TIC y ciencias cognitivas.

"Qué son, para que sirven y algunas de sus aplicaciones más relevantes y la interrelación entre ellas" es lo que se refleja en el primer ámbito de la citada muestra, que acoge módulos interactivos con robots que imitan comportamientos animales, un simulador de realidad a escala nanométrica, ojos robotizados que siguen a las personas, una máquina que detecta el estado de relajación del cerebro o un instrumento musical que capta movimientos.

En total son seis módulos interactivos en los que los visitantes podrán "comprender y visualizar la importancia de cooperar, compartir y complementar el uso de estas tecnologías" convergentes.

SIMULACIÓN DE LA PROPAGACIÓN DE UN VIRUS

Así, simular la propagación de un virus es lo que los visitantes podrán realizar en un módulo en el que verán cómo se transmite un virus dependiendo de la ciudad de origen y de las medidas que se adopten.

Además, diferentes robots -sistemas electromecánicos que, por su apariencia o sus movimientos, ofrecen la sensación de tener un propósito propio- interactuarán en la exposición con el visitante de distinta manera en función de su programación.

Por otro lado, un instrumento musical electrónico, el 'Reactable', permite que varias personas compartan simultáneamente su control, desplazando y girando objetos sobre la mesa luminosa. De una forma "muy intuitiva y sin necesidad de conocimientos musicales previos", el 'Reactable' permite generar y combinar sonidos realizando creaciones musicales propias.

Por otro lado, una cinta ceñida a la cabeza recoge las ondas cerebrales de tipo 'Alpha', que producen estados de relajación pasiva, relajación muscular y pensamiento "en blanco" y las ondas 'Theta', que producen estados de meditación profunda, situaciones de gran calma y relax. Entre dos contrincantes, gana la partida quien tiene el cerebro en la fase más relajada.

POSIBILIDADES DE LA NANOTECNOLOGÍA

El universo de la nanotecnología es "inmenso al igual que sus posibilidades de aplicación, pero es en el campo de la medicina donde su utilización cobra mayor sentido". Se está trabajando, por ejemplo, en introducir nanopartículas en el cuerpo que detectan la existencia de células tumorales.

Mediante una pantalla multitáctil se ofrece la oportunidad de hacer un viaje hacia el nanomundo, de forma que se puede ir haciendo zoom en objetos cotidianos hasta llegar a "increíbles escalas nanoscópicas".

Desde los promotores de la exposición inciden en que las tecnologías convergentes se encuentran "en todos los sitios, nos facilitan la vida, nos ayudan en el trabajo, nos observan", y en esta obra están presentes las cuatro tecnologías.

Así, un potente ordenador que realiza miles de complejos cálculos geométricos por segundo, un sistema de visión tridimensional que recoge imágenes mediante dos cámaras de video e inteligencia artificial para la detección de rostros son los responsables de buscar y seguir a cualquier espectador de la sala con precisión.

El visitante debe situarse enfrente del panel de ojos y observa cómo detecta su rostro enmarcándolo en un cuadro verde. El sistema selecciona aleatoriamente a un visitante. "Si eres encuadrado por un marco rojo, todos los ojos seguirán tu movimiento".

Todos los módulos que se pueden ver en esta exposición se han realizado con ayuda de las tecnologías convergentes, si bien esta convergencia tecnológica, "con sólida base científica, no termina aquí, sino que poco a poco se podrá ir descubriendo infinitas aplicaciones más en nuestra vida".

Así las cosas, 'Tecnorrevolución' constituye "una nueva forma de llegar a las personas". Se trata de un espacio que "pone al alcance de todos las exposiciones itinerantes de carácter divulgativo para estimular el conocimiento y crear lugares de encuentro; es una nueva apuesta de la Obra Social 'La Caixa' para promover los temas sociales, científicos y culturales".

Son exposiciones que se instalan en el exterior, en espacios cedidos por diferentes municipios, para conseguir una conexión "más directa y enriquecedora con los ciudadanos". Además, gracias a su formato, 'Tecnorrevolución' permite una instalación "sencilla, ágil y dinámica".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.