Participan 270 gimnastas de primer nivel -dos de ellas participaron en los Juegos de Río 2016-, que provienen de diferentes países como Estados Unidos, Argentina, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Dinamarca y partes de España. Además, habrá 150 gimnastas locales, que forman parte del control del programa de promoción que acompaña la prueba.

Este año, como primera edición, la intención es que el evento sirva de prueba, tanto de la instalación como de la organización, por lo que el formato es limitado, según informa el Govern en un comunicado.

De este modo, se señala que, si el evento tiene el éxito que se espera, se celebraría cada año, incrementando el número de gimnastas y de países. No se descarta, en un plazo de 3 o 4 años, añadir también competición masculina.

El promotor de la competición es el club Xelska y contará cada año con un padrino o madrina. Este año la madrina es la gimnasta Jessica López, finalista olímpica en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Por primera vez se montan dos pistas completas de competición femenina en paralelo en un único recinto.

El viernes 17 se hacen los entrenamientos oficiales, de 10.00 a 21.00 horas; el sábado 18, tendrá lugar la competición, de 8.00 a 22.00 horas; mientras que el domingo 19 se disputará una prueba menor de carácter local, de 10.30 a 13.00 horas.

La Dirección General de Deportes y Juventud colabora promoviendo la cesión gratuita del Palma Arena, mientras que el Consorcio del velódromo este año aporta la gestión de la seguridad.

Para el Palma Arena, el evento supone una prueba técnica relevante, ya que se pide que el recinto esté a una temperatura constante de 23ºC.