Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el procesado ha mantenido una relación de pareja con la madre de la menor durante al menos nueve años, acompañados de la menor.

Al respecto, en junio de 2014 la niña le comentó a la orientadora del centro escolar en el que cursaba sus estudios que "durante algún tiempo" había sufrido abusos sexuales por parte de la pareja sentimental de su madre, si bien no pudo concretar dichas situaciones en un momento anterior a que ella cumpliera los 13 años.

No obstante, desde que la niña tenía al menos más de 13 años, el acusado supuestamente aprovechó las ausencias de su madre en el hogar, "sin utilizar la fuerza o intimidación, pero con abuso de su relación de parentesco", para presuntamente cometer "de manera continuada" distintos actos de contenido sexual en diferentes lugares de la vivienda.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.