Doñana
Acción de Greenpeace en contra del proyecto de Gas Natural-Fenosa para Doñana. MARIO GÓMEZ / GREENPEACE

Greenpeace ha presentado ante el Defensor del Pueblo una queja por el proyecto de Gas Natural-Fenosa, denominado Marismas, para la explotación y almacenamiento de gas en el entorno del Espacio Natural de Doñana. La organización pide que la oficina que dirige Soledad Becerril inste al Gobierno andaluz y al Gobierno central a revisar la evaluación de impacto ambiental (DIA) del proyecto y ajustarla a la normativa y exigencias actuales.

Según la organización ecologista las actuaciones de Gas Natural-Fenosa vulneran el artículo 45 de la Constitución, que obliga a la protección del medio ambiente, ya que consideran que el Gobierno y la Junta "han hecho dejación de su obligación de proteger el Espacio Natural de Doñana".

"El proyecto de Gas Natural-Fenosa supone un grave peligro para Doñana por las implicaciones ambientales que la explotación y almacenamiento del gas tiene para un entorno tan frágil, amenazado y necesitado de protección. Este proyecto pone de nuevo los intereses privados por delante del interés general", ha declarado Julio Barea, portavoz de Greenpeace.

En su denuncia, Greenpeace también informa a la Defensora del Pueblo de que en la DIA, "los riesgos sísmicos de la zona no han sido debidamente considerados", como a su juicio queda de manifiesto en el informe técnico elaborado por "prestigiosos geólogos" que recoge "explícitamente las propias dudas expuestas en la Declaración al respecto. "En síntesis, el Instituto Geológico y Minero de España concluye que los estudios del promotor sobre el riesgo sísmico constituyen una razonable aproximación a un fenómeno altamente complejo donde influyen variables difícilmente controlables", sentencia la organización.

Además, exponen que el proyecto cuenta con "un gran y contundente rechazo social manifestado en la oposición de importantes y numerosos sectores de la sociedad y también de los poderes públicos" y recuerdan que se han recogido casi 250.000 firmas en contra y que la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso aprobó una Proposición no de Ley sobre la paralización del proyecto industrial de Gas Natural en el entorno del Espacio Natural Doñana.

Greenpeace recuerda que el proyecto Marismas fue partido en cuatro subproyectos (Marismas Occidental, Marismas Oriental, Saladillo y Aznalcázar) por Gas Natural-Fenosa "con el objetivo de ocultar el impacto ambiental acumulado del proyecto global y lograr así más fácilmente las autorizaciones".