La Ertzaintza ha desplegado un dispositivo especial que ha acompañado la marcha de los ultras chipriotas desde la Plaza Moyua hasta el estadio de San Mamés, escenario del encuentro entre ambos equipos de la Europa League.

En los momentos previos al encuentro, los aficionados del APOEL han lanzado botellas a transeúntes y ertzainas. Los incidentes se han registrado cuando la marcha de los aficionados chipriotas ha llegado a las inmediaciones del estadio, donde se ha producido un intercambio de insultos y lanzamiento de botellas entre hinchas de ambos equipos.

Como consecuencia de los incidentes, un agente de la Ertzaintza ha resultado herido con diversas contusiones, y dos varones han sido detenidos acusado de un delito de atentado contra agentes de la autoridad.

Una vez finalizado el encuentro, que se ha saldado con la victoria del Athletic Club por 3 goles frente a los 2 del APOEL, un tercer hombre de nacionalidad chipriota ha sido arrestado por atentado contra los agentes de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.