Scarlett Johansson revolucionó el miércoles las redes sociales tras afirmar que la idea del matrimonio "era muy romántica" pero que no consideraba que fuese natural ser una persona monógama. "Requiere demasiado trabajo, y el hecho de que a tantas personas les cueste tanto prueba que no es algo natural", defendía.

Muchas otras celebridades secundan las palabras de la actriz de Match Point y Her. Entre ellos se el actor Ethan Hawke, quien dijo que "engañar no es un asunto tan grave".

"La gente tiene una visión demasiado infantil de la monogamia y la fidelidad: 'él ha engañado así que es malo; ella ha engañado así que es mala'", explicaba. "Actuar con total indignación y decir que tu vida se ha venido abajo porque tu amante no te ha sido fiel es como decir que nada merece la pena porque tu pelo se ha vuelto gris", sentenciaba el artista.

En una entrevista con Howard Stern, Jada Pinkett Smith, mujer de Will Smith, dijo que daba a su marido toda la libertad que quisiera. "Creo que Will es un hombre con integridad, tiene toda la libertad del mundo".

En otra entrevista al Huffington Post, Pinkett Smith señaló que su perspectiva matrimonial era: "no evites lo que es natural. Te vas a sentir atraído por otras personas. En nuestro compromiso matrimonial no dijimos que fuésemos a abandonar a los demás".

"Todos tenemos los mismos instintos animales"

Cameron Díaz, casada con Benji Madden desde 2014, también cuestionó la idea de la monogamia y el matrimonio: "No sé si alguien es realmente monógamo. Todos tenemos los mismos instintos animales pero vivimos en una sociedad donde se nos ha inculcado que debemos ser fieles".

El matrimonio es solo una convenienciaPoco después Díaz rectificó y dijo que hablaba desde las creencias de su personaje en la película No hay dos sin tres, pues ella defiende que "la monogamia es una parte importante para que las relaciones funcionen".

La actriz y comediante británica Emma Thompson, casada con el también actor Greg Wise durante 14 años, explicó que "estamos encerrados en ciertas ideas y ciertos ideales románticos que han moldeado nuestro pensamiento sobre las relaciones", a lo que añadió que a veces se preguntaba sobre "cuáles eran las alternativas" y si nuestra "furia y rabia e incredulidad y horror sobre la infidelidad es realista".

Tampoco es de extrañar que Hugh Hefner, el magnate de Playboy, no crea en la monogamia: "El matrimonio es solo una conveniencia. Es muy bonito criar a los niños, pero lo de que la noción de monogamia dura para siempre es un sueño", comentaba en una entrevista.