Francisco Granados
El exconsejero madrilño Francisco Granados, en una imagen de archivo, antes de que entrase en prisión. EUROPA PRESS

El juez del caso Púnica, Eloy Velasco, ha dictado apertura de juicio oral para el exconsejero madrileño del PP Francisco Granados por el soplo que le dio en septiembre de 2014, poco antes de su detención, el guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino, alertándole de que la UCO estaba investigando los negocios de su socio David Marjaliza.

Por esta causa, la primera de Púnica en llegar a juicio, la Fiscalía Anticorrupción pide tres años de cárcel para Granados -en prisión provisional desde hace más de dos años-, así como para Talamino y el guardia civil en excedencia y exasesor de la Comunidad de Madrid José Luis Caro Vinagre.

La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) ha pedido por su parte 6 años de prisión para Granados y 3 años para los otros dos investigados.

En el auto de apertura de la llamada "pieza 1 Talamino" de Púnica -la causa consta de 14 piezas-, Velasco recuerda como, tras recibir el soplo, Granados "desplegó una serie de actuaciones dirigidas a comprobar el grado de veracidad de la fuente"y "saber si dicha investigación también se dirigía contra él".

Todo ello, "al objeto de adoptar medidas encaminadas a poner a buen recaudo su patrimonio de origen ilícito y alertar a David Marjaliza de la existencia de la investigación", lo que conlleva su imputación en esta causa por aprovechamiento de revelación de secretos".