cometas
Varios niños vuelan cometas en Papua, Nueva Guinea. GTRES

La cruzada paquistaní contra las cometas ha llevado entre rejas a más de un centenar de amantes de estos artilugios voladores, al estar prohibido su uso debido a la peligrosidad de los hilos metálicos con los que algunas están fabricadas y que pueden producir amputaciones o incluso la muerte.

En una operación especial de la Policía contra el vuelo de cometas el domingo en Lahore, capital de la región oriental paquistaní de Punyab, al menos 107 personas fueron arrestadas por desobedecer una prohibición vigente desde hace más de una década.

"Tenemos tolerancia cero contra el vuelo de cometas, es un juego mortal", aseguró el jefe de la operación policial, Zahid Mehmood Gondal, que añadió que este año han sido particularmente estrictos para tratar de implementar la ley.

Tenemos tolerancia cero contra el vuelo de cometas, es un juego mortalGondal explicó que los cordeles de las cometas fabricados "con metales o nailon" son muy peligrosos para los dos millones de motoristas que circulan por las carreteras de Lahore, debido a que los hilos pueden "cortarles el cuello u otras partes del cuerpo".

La operación coincidió con el inicio de festividades que celebran la llegada del buen tiempo como la de Basant, en la que hasta antes de la prohibición era común realizar batallas de cometas en las que los participantes trataban de cortar los hilos de sus contrincantes.

Según Gondal, algunos de los arrestados ya han sido puestos en libertad, aunque no pudo dar cifras concretas de cuántos continuaban este lunes entre rejas por cometer un delito que conlleva condenas de hasta un año de cárcel y multas de 100.000 rupias (unos 1.000 dólares).

Un portavoz de la Policía de Lahore, Hamad Raza, subrayó este lunes que más de 30 equipos policiales participaron el domingo en la operación y anotó que entre el más de centenar de arrestados también había menores. Raza insistió además que los materiales metálicos con los que son fabricados los hilos de algunas cometas pueden "cortarte el cuello, la nariz, las manos o lo que sea que se interponga en su camino", por lo que lamentó la inconsciencia de la gente.

"La prohibición tiene un efecto inmediato"

A la prohibición en la región de Punyab de fabricar, vender o volar cometas se sumó este lunes la capital del país, Islamabad. "La prohibición tiene efecto inmediato y continuará durante los próximos dos meses", aseguró a Efe un alto funcionario de la administración capitalina, Muhammaded Tufail.

Las azoteas de las casas paquistaníes solían convertirse durante estas fechas en campos de batalla, donde los jugadores más avispados lanzaban su cometa contra la del adversario, que podía quedar destrozada por la fricción de las afiladas cuerdas metálicas.

Pero los numerosos accidentes cuando las cometas caían de golpe sobre un transeúnte o el impacto de las cuerdas a la altura del cuello de ciclistas o motoristas terminaron por convertir este juego milenario en una actividad criminal.