La consulta propuesta por el lehendakari para que la población vasca decida su futuro no dejaría indiferentes a los vascos. En caso de celebrarse, el 65% de ellos acudiría a votar, un 15% no lo haría y un 13% iría a las urnas en función de las circunstancias. Son datos de un sondeo elaborado por el propio Gobierno vasco y presentado ayer.

Según este informe, además, el 73% de los ciudadanos opina que tanto las instituciones como los partidos políticos y ETA deberían «aceptar y asumir» los resultados.

El estudio fue elaborado a través de un total de 600 entrevistas los días 19 y 20 de octubre. En él se desvela que la propuesta de Juan José Ibarretxe ha llegado a la mayoría de los vascos, ya que un 82% dice haber oído hablar de ella.

La gran mayoría de la población vasca cree en el poder de las palabras a tenor de los datos: el 89% es favorable a un diálogo entre los Gobiernos vasco y español para solucionar el conflicto, e incluso un 58% cree que se debe intentar resolver sin esperar a una tregua de ETA.

En cuanto a la reunión entre el lehendakari y el presidente Zapatero, al 86% de los entrevistados les parece bien que Ibarretxe acuda a La Moncloa para intentar llegar a acuerdos con el presidente del Gobierno. Y más de la mitad (56%) valora negativamente que Zapatero rechace cualquier posibilidad de acuerdo y haya declarado que impedirá la celebración de la consulta. Sólo uno de cada tres vascos cree que Zapatero estaría dispuesto a cambiar su postura.

Hasta un 77% cree que el lehendakari debería pedir autorización al Parlamento vasco y sólo un 12% opina que, en caso de que se la concediera, el Gobierno español debería impedirla.

«¿Cuál es la pregunta?»

El secretario general del PSE, Patxi López, exigió ayer al lehendakari que «de una vez por todas nos diga qué quiere preguntar», ya que, si Ibarretxe «no sabe algunas respuestas obvias, no merece la pena que sea lehendakari». En relación a su reunión con Batasuna, dijo no haber «delinquido, y menos teniendo en cuenta cuál era el fin de esas reuniones, conseguir la paz».