Núria Marín.
La alcaldesa de l'Hospitalet, Núria Marín. EUROPA PRESS

La número dos del PSC y alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, ha advertido este domingo de que los ayuntamientos gobernados por socialistas en Cataluña "no colaborarán" en ningún caso en un eventual referéndum ilegal y que en todo momento "cumplirán y harán cumplir la ley".

Si el referéndum no es legal, lo más probable es que no se celebre"En una entrevista con Efe, la adjunta a la primera secretaría del PSC ha analizado la situación política catalana, marcada por la intención del Govern de Carles Puigdemont en la Generalitat de convocar el próximo septiembre un referéndum independentista, sea pactado o no con el Ejecutivo central.

Ante la "complicación" de que en estos momentos se lleve a cabo un referéndum "legal y válido", ya que "no se dan las circunstancias para que sea posible, como mínimo, a corto plazo", Marín ha avanzado que los ayuntamientos gobernados por el PSC no ayudarán a organizar un referéndum ilegal, en caso de que se acabe celebrando.

"Si el referéndum no es legal, lo más probable es que no se celebre. Pero si se celebra, como siempre hemos hecho, no sólo vamos a cumplir la ley, sino a hacerla cumplir. Y no van a contar con la colaboración institucional (del PSC) en algo que ni es legal, ni está acordado, ni aporta absolutamente nada al presente y futuro de Cataluña", ha subrayado.

El PSC, ha explicado, "colaborará siempre en todo lo que son elecciones democráticas, como no puede ser de otra manera", pero no lo hará "en una consulta que no sirva absolutamente para nada", como ya no colaboró, ha recordado, en la consulta del 9N de 2014.

Y es que, como alcaldesa de la segunda ciudad de Cataluña, Marín tiene "muy claro" que tiene una "responsabilidad" y debe "cumplir y hacer cumplir la ley". "Y cuando una ley no gusta -ha añadido-, hay que hacer propuestas de cambio para reformarla. Es parte de la democracia, mantener un marco legal que puede evolucionar".

Reforma constitucional

En este sentido, ha reivindicado la propuesta del PSC de reforma constitucional en clave federal como "la única fórmula de solución" al conflicto territorial, mediante un cambio en la Carta Magna que "permita encajar la realidad de manera que todos se sientan cómodos" y en el que Cataluña "tenga el papel que le corresponde".

En contraste, ha lamentado la "falta de inteligencia política" de Gobierno y Generalitat para resolver el problema hasta el momento, pero ha augurado que "posiblemente el punto y aparte vendrá de la mano de unas nuevas elecciones", que ha situado a finales de año.

"Tras cinco años improductivos de proceso independentista", ha dicho, "estamos en un final de etapa, que se expresará a través de unas elecciones que permitirán que, por fin, en este país empecemos abordar los problemas que de verdad tienen los ciudadanos".

Pese a los llamamientos desde los partidos independentistas para que el PSC se sume al Pacto Nacional por el Referéndum y a la defensa del derecho a decidir, Marín ha sido tajante: "Por muchas invitaciones que podamos tener de cualquier formación política, nuestra posición es clara" a favor de la reforma federal.

Incluso la número dos del PSC ha opinado que lo que "sería deseable" es que todas las formaciones políticas pudieran sumarse a una propuesta de reforma constitucional que los socialistas quieren hacer "extensiva" a todas las fuerzas, también al independentismo. Creo que sí (debería sumarse)", ha sugerido.

"Yo respeto que haya formaciones que defiendan la independencia, pero estos momentos no se dan las condiciones para que llegue de forma razonable, tranquila y serena, y debemos encontrar una solución al problema que tenemos", ha dicho Marín, para quien "no tiene sentido que Cataluña esté paralizada hablando exclusivamente" de un proceso soberanista que "solo llevará a una frustración".

Pactos con Podemos o los 'Comunes'

Sobre si, ante esa perspectiva de elecciones, sería favorable a explorar pactos con otras fuerzas de izquierda, como los 'comunes', para conformar un gobierno alternativo al independentismo, Marín ha reconocido que "las alianzas postelectorales con partidos de izquierda son muy razonables y lógicas".

"Si me preguntan si tenemos algún problema apriorísticamente para poder pactar con formaciones de izquierda, la respuesta es no. Pero haremos lo que sea mejor para cumplir nuestro compromiso electoral y buscaremos las alianzas que sean necesarias para hacer políticas que interesan a los ciudadanos", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.