Errejón e Iglesias
El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón (2i), conversa con Eduardo Maura, de la confederación Podemos-En Comú Podem-En Marea, mientras el secretario general del partido, Pablo Iglesias (d), se dispone a pronunciar su discurso de bienvenida al inicio de la primera jornada de la Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre II. EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha subido este sábado el escenario de Vistalegre II para defender el documento político presentado por su equipo y marcar distancias con las tesis de transversalidad que propugna para Podemos el secretario Político del partido, Íñigo Errejón. "La transversalidad no tiene que ver con parecerse a Ciudadanos o al PSOE, tiene que ver con parecerse a España, a la gente que trabaja para sacar adelante el país", ha proclamado.

El mensaje principal de la que ha sido su segunda intervención en la II Asamblea Ciudadana —primero ha subido al escenario para saludar a los asistentes y dar por inaugurado el cónclave— ha sido que el partido morado no debe olvidar sus orígenes ni intentar parecerse a los "viejos partidos".

"No podemos olvidarnos de quiénes somos, no nos podemos parecer a ellos ni en los andares", ha advertido, admitiendo que estar en el Parlamento "es importante", pero recalcando que esa cercanía a los partidos tradicionales o a los nuevos que, a su juicio, se les parecen, no puede llevarles a perder de vista que ellos tienen que parecerse "a la gente".

"Soy de izquierdas"

En este contexto, Iglesias también ha hecho hincapié en equiparar al PP y al PSOE: "Yo soy una persona de izquierdas, pero no me creo la geografía parlamentaria que sitúa al PP en la derecha y al PSOE a la izquierda porque ambos son representantes del proyecto de las élites", ha señalado Iglesias, mostrando su deseo de que "el PSOE rectifique".

Tras subrayar que los escaños de Podemos no son de sus titulares, "sino de la gente", ha llamado a lograr un nuevo "contrato social" que sustituya al sellado en la Transición en una época, en la que, a diferencia de aquella, España "ya no tiene miedo".

Así, ha apostado por un pacto intergeneracional para construir un nuevo país, "siendo transversales" pero sin imitar a los viejos partidos, y apelando a un "impulso constituyente". Por ello, ha abogado por situar a Podemos al frente de España junto con sus fuerzas hermanas y la sociedad civil.

A partir del lunes, basta de "tonterías"

"No bastan las victoria electorales, hacen falta también construir victorias sociales, hay que construir pueblo empezando desde hoy mismo", ha enfatizado.

Antes de Iglesias, la primera en defender ante los asistentes los postulados de 'Podemos para todas' ha sido la diputada gaditana Noelia Vera, quien ha dado las gracias a los militantes por exigir 'Unidad' y hacer "bajar a la tierra" a los dirigentes morados. "A partir del lunes se nos tiene que quitar la tontería", ha admitido, entre aplausos.