Mossack y Fonseca, detenidos en Panamá por el caso de corrupción de la Petrobras

  • La firma fue el epicentro de los denominados papeles de Panamá.
  • Los socios detenidos están implicados en la mayor trama de corrución de la historia de Brasil.
  • El presidente panameño también está acusado, pero en el caso de la constructora brasileña Odebrecht.
  • Odebrecht a su vez está implicada en la trama Petrobras, pero además en otras tramas de corrupción en toda Latinoamérica.
  • El expresidente peruano Alejandro Toledo irá a prisión por el caso Odebrecht
Un agente de seguridad en la entrada de la sede central de la firma Mossack Fonseca.
Un agente de seguridad en la entrada de la sede central de la firma Mossack Fonseca.
Alejandro Bolívar / EFE

Los dos socios principales de la firma Mossack Fonseca, epicentro de los denominados papeles de Panamá, fueron detenidos este jueves, horas después de que las autoridades panameñas les imputaran cargos por su presunta implicación en el caso Lava Jato, la mayor trama de corrupción de la historia de Brasil.

Ramón Fonseca Mora, antiguo ministro consejero del presidente panameño, Juan Carlos Varela, y Jürgen Mossack, fueron trasladados desde la sede del Ministerio Público a los calabozos de la policía, en la capital, para que el viernes continúen una indagatoria iniciada hoy, indicó su abogado defensor, Elías Solano.

La firma, especializada en la creación de sociedades "offshore", actuó presuntamente como una organización criminal dedicada a ocultar activos de origen sospechoso dentro del caso Lava Jato, según una investigación que reveló este jueves la fiscal general panameña, Kenia Porcell.

La trama involucra a decenas de empresarios y políticos de Brasil, entre ellos el hoy presidente Michel Temer, quien ha sido citado 43 veces por delatores que lo acusan de ser receptor de sobornos.

El escándalo de Odebrecht toca al presidente 

También en Panamá, el escándalo de Odebrecht salpicó este jueves a otro mandatario latinoamericano, el presidente panameño, Juan Carlos Varela, que fue acusado de haber recibido "donaciones" de la constructora brasileña, lo que negó tajantemente.

En un comparecencia convocada de urgencia, Varela aseguró que "no existen donaciones de la empresa Odebrecht" y se comprometió a entregar una lista de los donativos privados que recibió en la campaña de 2014, contradiciendo así la acusación de su antiguo ministro consejero y socio del bufete Mossack Fonseca, Ramón Fonseca Mora.

Fonseca Mora llevaba callado muchos meses, prácticamente desde que su despacho de abogados protagonizó en abril del año pasado los denominados papeles de Panamá, pero este jueves soltó una bomba informativa que ha desatado un vendaval político en el país del Canal.

"A mí el presidente Varela, escuchen esto con atención y que me caiga un rayo si es mentira, me dijo que él había aceptado donaciones de Odebrecht porque no se podía pelear con todo el mundo", aseguró Fonseca Mora en declaraciones a los periodistas a las puertas de la Fiscalía.

El abogado acudió de manera voluntaria al Ministerio Público junto a su socio en la firma, Jürgen Mossack, después de que sus oficinas fuesen allanadas por su presunta implicación en el caso Lava Jato.

Fonseca admite

Fonseca Mora reconoció que su bufete creó una "decena" de sociedades anónimas a petición de distintos bancos, que luego las vendieron a personas implicadas en el caso Lavo Jato, pero que es una cantidad, a su parecer, insignificante comparada con las más de "10.000 empresas" involucradas en esta investigación.

El abogado acusó, además, al Ministerio Público de usarle como "chivo expiatorio", ya que la institución no ha ordenado aún el allanamiento de las oficinas de Odebrecht en Panamá a pesar de que hay abierta un investigación por los sobornos pagados a funcionarios panameños.

"Aquí en Panamá se han constituido muchas sociedades de Odebrecht, y aquí en Panamá Odebrecht coimeó (sobornó) fuertemente", dijo Fonseca Mora.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la constructora desembolsó 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de América Latina y África, de los que 59 millones fueron pagados en Panamá entre 2009 y 2014.

Las incendiarias declaraciones de este jueves no solo han sorprendido por su contenido, sino también por la persona de quien vienen. Fonseca Mora no es un cualquiera en Panamá. Y menos para el presidente panameño.

"Todo el mundo ha creído que Varela está al lado mío, que me ha ayudado y que soy su amigo. Eso es mentira", dijo con rotundidad Fonseca Mora.

El abogado fue ministro consejero de Varela y presidente del gobernante Partido Panameñista hasta marzo de 2016, además de amigo del mandatario.

"Las declaraciones de mi amigo, el señor Fonseca, envían un mensaje claro al país de que la Justicia es independiente y de que este presidente no está protegiendo a nadie y que a cada uno le toca rendir cuentas por sus actos", añadió, por su parte, el presidente en su declaración posterior a los medios.

Varela, que asumió el cargo en julio de 2014, ha defendido desde entonces que está lidiando una lucha contra la corrupción nunca antes vista en el país.

"A quienes me critican y al país entero les recuerdo que la justicia es ciega, y nadie está por encima de la Ley. Quien comete y se le prueba un delito, será castigado con todo el peso de la ley", agregó el mandatario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento