Ciberataque, hacker
Un 'hacker' ejecuta un ciberataque. GTRES

Empresas y ciudadanos son los principales perjudicados por el aumento del cibercrimen que "ya ha alcanzado una cuota del 32% del total de los delitos económicos españoles", ha revelado este miércoles el responsable de relaciones institucionales del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), Luis Hidalgo.

Esta institución gestionó más de 115.000 ciberataques a lo largo de 2016, más del doble respecto al año anterior, ha asegurado Hidalgo en la jornada CyberSec 2017, organizada por Executive Forum en Madrid. En los últimos años, también "han aumentado un 180% los ataques cibernéticos a infraestructuras críticas como puertos, aeropuertos o estaciones de trenes y metro".

Además, los responsables "ya no son hackers que intentan descubrir puntos vulnerables del sistema sino grupos organizados con mecanismos sofisticados", ha señalado el director técnico de la consultora informática Panorama Technologies, Guillermo Fuente.

Suelen recopilar toda la información posible para venderla o chantajear al usuario y las pymes son las principales perjudicadasLos expertos que han participado en esta jornada han coincidido en que la principal ciberamenaza en la actualidad es el ataque a través de ransomware: un programa informático malintencionado que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado y exige un rescate a cambio de levantar la restricción.

"Suelen recopilar toda la información posible para venderla o chantajear al usuario y las pymes son las principales perjudicadas", ha explicado Fuente, quien considera "fundamental acelerar el diagnóstico de este tipo de actividades, que en la actualidad se sitúa en 143 días de media".

Otras actividades fraudulentas que han tomado fuerza en Internet son estafas a través de tiendas inexistentes, vales falsos de regalo, puestos de trabajo ficticios y phishing o envío masivo de mensajes electrónicos con falsos remitentes que aconsejan a los usuarios que rellenen y confirmen los datos de sus cuentas y contraseñas para luego acceder impunemente a sus cuentas bancarias.

"Hacer copias de seguridad del contenido de nuestros dispositivos de forma periódica es una de las tareas fundamentales para usuarios y sobre todo para empresas", ha apuntado el jefe de seguridad de ElevenPaths Telefónica, Pablo San Emeterio.

También ha destacado la importancia de emplear claves "fuertes y cambiarlas frecuentemente", con el fin de evitar grandes ciberataques como el que sufrió la web de citas Ashley Madison en agosto de 2015, cuando se descubrió que la secuencia "123456" era la contraseña más empleada.