Gecko
Cuando le atacan el 'Geckolepis megalepis' suelta sus escamas como mecanismo de defensa. FRANK GLAW

Muchos lagartos pueden liberarse de sus escamas cuando son atacados, pero la nueva especie, bautizada como Geckolepis megalepis, es la estrella de este arte según los científicos que la han descubierto en el norte de Madagascar y en Comoras (África).

Este nuevo gecko, y según se detalla en el informe científico publicado en la revista PeerJ, tiene las escamas más grandes del mundo de los gekos y, además, cuenta con la capacidad de recuperarse mucho más rápido de lo habitual.

El informe señala que esta nueva especie es capaz de liberarse con "mucha facilidad" de "gran parte de sus escamas cuando la atrapan o la tocan, para escapar de sus predadores", ya que su piel está especialmente adaptada para separarse ellas.

Este descubrimiento es de vital importancia para la comunidad científica porque "es la primera vez en 75 años que se descubre una nueva especie" de gecko, asegura el informe.