Valentino y Giammenti
El diseñador Valentino (i) y el productor Giancarlo Giammenti (d) durante la presentación de la producción de La Traviata, de Verdi. EFE

Una Traviata de "mucho color" y que lleva dentro "el espíritu de Verdi" en la música y en el vestuario se subirá este jueves al Palau de Les Arts de Valencia, en el estreno en España de la producción de Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti que dirige en escena Sofia Coppola en su debut operístico.

La producción, que se estrenó en el Teatro de la Ópera de Roma la primavera pasada, ha sido presentada este martes en Valencia por sus principales protagonistas, entre ellos Plácido Domingo y Valentino, que han augurado "un gran éxito" para esta adaptación de "la joya más preciada del repertorio verdiano", de la que habrá siete funciones.

Los protagonistas de esta Traviata son Plácido Domingo, que interpreta por primera vez en España el papel de Giorgio Germont; su "hijo artístico" e hijo en la obra, Arturo Chacón, en el papel de Alfredo Germont; y la soprano Marina Rebeka como Violetta Valéry, de la que Domingo ha dicho que es "la Violetta ideal".

El barítono, quien en su primera ópera como tenor interpretó, con 20 años, a Alfredo y ahora lo hace como su padre, ha sido el responsable de que el coliseo valenciano fuera el primero en solicitar esta producción, al sentirse "fascinado" por el proyecto antes incluso de su estreno en Roma.

Ha asegurado que están "encantados, felices y orgullosos de tener a un grande de la moda de todos los tiempos" (Valentino) en Les Arts y ha lanzado grandes elogios a Marina Rebeka, cuya entrega, personalidad y técnica la convierten, ha dicho, en "una de las más grandes, si no la más grande" Traviata que ha escuchado en cincuenta años.

El vestuario adecuado a la magnitud de la obra

Valentino, responsable de los vestidos de Violetta, que se han confeccionado en el taller de Alta Costura de la Maison Valentino, ha reivindicado que el vestuario "tiene que hacer bella a la cantante, no vestirla con impermeables o trajes ridículos", como ha visto en alguna adaptación de una ópera "tan grande" y "tan importante".

A su juicio, La traviata de Verdi es "la primera entre todas" las óperas y la ama, pues es romántica, tiene la música de Verdi y una atmósfera a veces triste y otras alegre, y ha agradecido que su producción se represente en Valencia, una ciudad "romántica" y donde la música es "muy importante".

El maestro de la alta costura ha destacado que esta ópera "maravillosa" se represente en un edificio de Santiago Calatrava, "un ejemplo excepcional de la arquitectura moderna",  y ha confesado el "enorme shock" que sintió al escuchar a Rebeka, capaz de pasar "de notas susurradas a notas altísimas con una facilidad extraordinaria".

La ópera tendrá un aire fresco pero se mantendrá cercana al clásicoLa dirección escénica corre a cargo de la cineasta Sofia Coppola, de quien Giancarlo Giammetti ha destacado que la eligieron porque en sus películas (Las vírgenes suicidas, Lost in traslation o María Antonieta), las mujeres cuentan con una gran fuerza y presencia dramática, y además pertenece a una familia de cineastas y de amantes de la lírica.

Tanto a ella como al escenógrafo, Nathan Crowley, les pidieron que dotaran de un "aire fresco" a la ópera, pero que se mantuvieran "cerca del clásico" y "fieles" al libreto basado en La dama de las camelias, de Alejandro Dumas hijo, a la historia y a la época.

Coppola, que no ha podido estar en la presentación porque está acabando su última película, ha confesado en un vídeo que está "emocionada" por esta producción, "una gran experiencia".

La dirección musical de La traviata, que en ocasiones anteriores ha corrido a cargo en Les Arts de Lorin Maazel o Zubin Metha, recae en esta ocasión en el valenciano Ramón Tebar, quien ha confesado que es un privilegio poder hacer "arte sonoro".

El estreno del jueves contará con la presencia de la reina Sofía y de varios invitados de Valentino, como la actriz Monica Bellucci.