Concesionario de coches
Faconauto propone "retirar de la circulación los vehículos más antiguos, que son los que más contaminan y los menos seguros". EUROPA PRESS

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha asegurado que no estudia un endurecimiento del impuesto de matriculación dentro de una reforma de la fiscalidad del automóvil, ha informado el departamento que dirige Cristóbal Montoro.

El ministerio explica que se está planteando cambios fiscales para favorecer que los vehículos sean más innovadores y seguros y menos contaminantes, tal como avanzó Montoro la semana pasada.

Durante su intervención en la entrega del premio al Coche del Año el 1 de febrero pasado, Cristóbal Montoro planteó la necesidad de revisar en este sentido la fiscalidad del automóvil, de forma que se podría "favorecer que tengamos automóviles cada vez más innovadores tecnológicamente, más seguros y más favorables a la mejora del medio ambiente, menos contaminantes".

Según dijo, la revisión no afectará a la recaudación que comunidades autónomas y ayuntamientos obtienen de la matriculación o el impuesto de circulación, pero es el momento de "dotar de incentivos" para "mejorar la calidad de vida de los españoles" ahora que se afronta una nueva financiación autonómica y local.