Un grupo de estudio de la UMA
Un grupo de estudio de la UMA EUROPA PRESS/UMA

Se trata de un proyecto que combina tecnología TIC, inteligencia artificial y robótica para el desarrollo de un sistema capaz de detectar, lo antes posible, indicios de problemas cognitivos o físicos en las personas mayores, según han informado desde la universidad malagueña en un comunicado.

"El objetivo es montar una comunidad virtual que se sume a la social. Una plataforma inteligente donde también tengan entrada los cuidadores reales", ha asegurado el director de Mapir, Javier González Jiménez, que compagina la iniciativa con su labor como profesor en la Universidad de Málaga.

El aumento de la esperanza de vida supone que cada vez haya un número mayor de personas mayores a 70 años que requieren atención y cuidados. "Lo que buscamos es que las personas tengan el apoyo de la tecnología. Usar la inteligencia artificial como complemento al componente humano, no como sustituto, pero sí aprovechando sus enormes ventajas", ha aclarado González, quien ha destacado la capacidad de computación de datos masivos en su procesamiento.

A partir de sensores de actividad integrados en el hogar se medirán aspectos físicos, fisiológicos y cognitivos de los usuarios para detectar anomalías en ellos, que serán procesadas por el robot. A su vez, las comunicará al cuidador virtual, un sistema de telepresencia robótica que proporciona asistencia sanitaria y social a distancia y que, tal y como asegura González, busca combatir la soledad.

"Dotar al robot de capacidad de movimiento en el entorno remoto permite poder inspeccionar diferentes lugares de la casa si hay evidencias de un posible accidente y, a su vez, generar en las personas asistidas una mayor sensación de compañía", ha manifestado uno de los investigadores del grupo, Francisco Meléndez.

"Pretendemos que el robot sea capaz de avisar a una persona si ha olvidado tomar una pastilla, de comunicarse con sus familiares si identificara algún problema o, simplemente, de proponerle servicios de comunicación y entretenimiento, por ejemplo, a través del iPad, ya que todos los aparatos tecnológicos estarán conectados", ha explicado González.

El grupo Mapir pertenece al departamento de Ingeniería de Sistemas Automática y al Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima). Está compuesto por cinco profesores, tres post doctorales y 12 estudiantes de doctorado y, tras más de dos décadas de trabajo, es un referente nacional por sus trabajos en robótica móvil.

'Movecare', coordinado por la Universidad de Milán, aúna 14 socios internacionales entre empresas, universidades y centros de investigación. Financiado por la Unión Europea, dentro del programa 'Horizonte 2020', cuenta con un presupuesto de seis millones de euros, de los que 400.000 serán para que Mapir pueda desarrollar su trabajo durante los próximos tres años.

Consulta aquí más noticias de Málaga.