Dos madres reclaman que su tercer niño también sea reconocido como hijo de ambas

María José Torres y Brenda Kelleher, entregando firmas contra su discriminación en la inscripción de su hijo.
María José Torres y Brenda Kelleher, entregando firmas contra su discriminación en la inscripción de su hijo.
EFE

El matrimonio formado por Brenda Kelleher y Maria José Torres vive en un pueblo alicantino con sus tres hijos, Fionn, Nayra y Lennon. Pero en lugar de disponer de un libro de familia, ellas tienen dos. En el primero figuran las dos mamás, que se casaron en 2007, con Fionn y Nayra. En el segundo tan solo consta Brenda como mamá de Lennon, el tercer hijo de la pareja, porque no aportaron a un juez comprobante de que su concepción fue mediante técnicas de reproducción asistida.

Estas madres consideran que están siendo objeto de discriminación por género y sexo por parte del juzgado de Denia ya que las parejas heterosexuales no tienen obligación de consignar el método de concepción utilizado con sus hijos a la hora de inscribir a estos en el registro.

Kelleher y Torres han viajado este lunes a Madrid para hacer entrega en la Dirección General de Registros y Notariados de 100.000 apoyos conseguidos a través de Change.org a su petición de aunar a toda la familia en un único libro de familia.

Consideran que es injusto que cuando una pareja heterosexual recurre a la reproducción asistida al varón no se le pregunta en el registro si el hijo es suyo o cómo lo concibió, mientras a las mujeres que recurren al "in vitro" se les obliga a entregar un comprobante o, en su defecto, a que la madre no biológica inicie trámites de adopción si desea tener derechos sobre el niño.

Kelleher, de origen irlandés, y Torres solo piden el mismo trato quese da a las parejas heterosexuales y han descartado el trámite de la adopción, porque consideran que desde el primer momento Lennon, nacido el pasado 30 de julio, es hijo de ambas.

"Así pues, en pos de la igualdad de género y la igualdad de derechos entre matrimonios homosexuales y heterosexuales, pedimos que se nos apliquen las mismas presunciones de filiación matrimonial que se les aplican a los matrimonios heterosexuales".

Torres, la madre que no aparece registrada, ha asegurado que con sus dos hijos anteriores no tuvieron que entregar "ningún papel extra". Porque el Ayuntamiento de su localidad de residencia anterior no puso pegas a la hora de registrar a los niños, como sí ha ocurrido en esta ocasión.

Su reivindicación incluye por eso mismo que dos madres puedan inscribir telemáticamente desde el hospital al hijo en común, dado que el programa informático actual no lo permite.

Desde la Federación estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de España explican a 20minutos que desde el principio el colectivo está "apoyando la reivindicacion" de estas madres porque creen que existe "una discriminación respecto del resto de parejas". Es más, la federación está impulsando una ley de igualdad LGTBI, presentada a los grupos en septiembre, que incluirá esta demanda, "para evitar otros casos" similares.

Este lunes la responsable de Relaciones Institucionales de la Federación, Boti García, ha instado a la administración a "equiparar derechos" para evitar estas "discriminaciones flagrantes". "Esperamos que la Dirección General de Registros y del Notariado reconozca que no se ha dictado una resolución conforme a la realidad, conforme a esa ley del matrimonio igualitario que con tanto esfuerzo conseguimos implantar", ha aseverado García, al tiempo que ha pedido incorporar a Lennnon al "auténtico" libro de familia de estas mujeres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento