Los serenos de Los Garres y El Carmen ¡son de pago!
Los serenos reciben las explicaciones pertinentes antes de comenzar la ruta (Lara Roda).

Los serenos se están especializando en acompañar a los vecinos. Desde que empezaron en mayo en Los Garres y el barrio del Carmen (27.628 habitantes) hasta septiembre pasado, se han duplicado las llamadas de los que piden que acompañen a sus hijos o personas mayores cuando llegan tarde a casa, para ir a la farmacia o a sacar dinero al cajero.

También los solicitan los comerciantes que cierran tarde y que piden que los serenos les acompañen a casa, sobre todo en noches que hacen caja para evitar robos.

En septiembre, los vecinos llamaron en 96 ocasiones a los serenos como compañía


En el primer mes, los vecinos llamaron en 96 ocasiones (5,4%) a los serenos para que les acompañaran a ellos o a familiares y amigos, mientras que en septiembre se registraron 359 llamadas (11,7%), lo que la sitúa como el cuarto servicio que más realizan los 15 serenos y la demanda que más ha crecido este año.

Vigilan el mobiliario

Una de cada 4 intervenciones de los serenos (de las 28.609 hechas entre mayo y septiembre) fue para controlar el deterioro del mobiliario urbano (toman nota de los desperfectos en cabinas de teléfonos, aceras, farolas...).

Le siguen la comprobación de que puertas y portales de los edificios no estén abiertas por descuido para evitar robos. En 5 meses supusieron el 21,3% de las actuaciones de los serenos.
Los avisos sobre control de las basuras es el tercer servicio más demandado (12,5%), aunque ha ido descendiendo desde mayo.