Muere de un infarto tras recibir el alta

  • El hospital Vall d'Hebrón remitió a la paciente, de 63 años, a casa.
  • La mujer falleció al día siguiente de un paro cardíaco.
  • Sus familiares serán indemnizados con 98.000 euros.
El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha condenado al Institut Català de la Salut a indemnizar con 98.000 euros a los familiares de una mujer que murió de un paro cardíaco tras ser dada de alta por el servicio de urgencias del
Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

En su sentencia, la sala contencioso-administrativa del TSJC estima el recurso presentado por la familia de la paciente, de
63 años y que falleció en mayo de 2001.

La paciente, que tres años antes había sido intervenida del corazón, acudió a urgencias el 16 de mayo de 2001 presentando mal estado general, pero tras recibir asistencia médica en el Hospital Vall d'Hebron se le dio el
alta y se la remitió a su domicilio.

Horas después, empeoró el estado de salud de la mujer, que regresó al servicio de urgencias de la Vall d'Hebron y
falleció al día siguiente en ese centro hospitalario, donde había sido ingresada.

La sentencia sostiene que el cuadro que presentaba la mujer cuando acudió por primera vez a urgencias aconsejaba su
ingreso hospitalario, por ser compatible con una insuficiencia cardíaca, y que un tratamiento más temprano de su dolencia podría
haber evitado su muerte.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento