Vivienda y jóvenes
La vivienda sigue siendo bastante cara para los jóvenes ARCHIVO

Sólo un ejemplo. Un estudio en Marqués de Paradas, en pleno centro de Sevilla, de 46 m2, un sólo dormitorio y una terraza de 27 metros alcanza un precio de 225.000 euros, es decir, 4.891 euros/m².

¿Cuántos jóvenes lo pueden pagar teniendo en cuenta que el precio medio de un piso se sitúa en los 168.320 euros, un 8% más que en el mismo periodo del pasado año?

Los jóvenes sevillanos, que gastan el 60% de su sueldo en la compra de un piso y, si lo hacen en pareja, el 40%, tendrían que duplicar su sueldo para no superar lo que se considera el «umbral máximo tolerable» de endeudamiento al adquirir una casa, es decir, que el pago de las deudas generadas por la adquisición de una casa no supere el 30% de sus ingresos.

Así se desprende de un informe contenido en el boletín del Observatorio Joven de Vivienda del Consejo de la Juventud de España, del primer trimestre de 2007.

Los sueldos ideales Los jóvenes andaluces deberían cobrar casi un 108% más para no endeudarse demasiado al comprar una vivienda libre, porcentaje que se eleva hasta el 121,13% como media en España.

Sevilla, la cuarta

Discriminando por provincias, en Sevilla, que no supera la media nacional y ocupa el cuarto puesto en la región, los jóvenes tendrían que ganar un sueldo casi un 100% mayor para comprar un techo digno.

Esto significa que tendrían que cobrar unos 2.462 euros al mes y casi 30.000 al año. Un gaditano debería ganar un 118% más; un cordobés, 106%; un granadino (92%); un onubense (88%); un almeriense (57%) y un jiennense (48%). Málaga es la única provincia que está por encima de la media del país, con 164%.

Con lo que ganan los jóvenes sevillanos, una pareja sólo puede aspirar a comprar una vivienda de 68 m2 y una persona sola, una de 48 m2. Por edades, las parejas que tienen entre 18 y 24, su sueldo les da para una de 55 m2, mientras que a los de 30 a 34 años, con más poder adquisitivo, para una de 72 m2. No obstante, y debido a la diferencia salarial, los chicos que se quieran emancipar pueden comprar una de 52 m2, mientras que ellas se tienen que buscar una de 42 m2.