El alcalde de la localidad de La Zarza de Pumareda, José Benedicto Martín, del Partido Popular, ha cortado la carretera que une este municipio con Mieza como medida de presión para que la Diputación la repare, ya que "esta vía es un peligro debido a que atraviesa el pueblo".

El alcalde quiere presionar a la Diputación que no ha hecho el desvío con el que se comprometió

La Diputación Provincial, titular de la vía, la ha remodelado recientemente sin que se haya cumplido el compromiso de crear un desvío que evite el paso de vehículos por las calles del pueblo, según el Ayuntamiento de La Zarza de Pumareda.

El alcalde ha asegurado que "el corte de carretera es simplemente una medida para presionar a la Diputación, ya que se comprometió a hacer el desvío, de unos 300 metros, y no ha cumplido".

"Prohibido el paso" a mano

Para cortar la carretera, el Ayuntamiento ha utilizado cuatro bidones metálicos sustentados por piedras de cantería y un panel de madera en el que han dibujado a mano la señal de prohibido el paso.

El alcalde de la localidad de Mieza, Lorenzo García, también del PP, ha asegurado que entiende la postura del municipio vecino pero que "la medida perjudica mucho a los habitantes ya que para comunicarse con otros pueblos hay que dar un rodeo de bastantes kilómetros".

Para intentar desbloquear esta situación, el área de Fomento de la Diputación Provincial ha informado que mantendrá el próximo viernes 26 de octubre una reunión con el consistorio de La Zarza de Pumareda.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SALAMANCA