La Policía Nacional ha detenido hoy en Murcia a Ivette Durán y Antonio Capel, máximos responsables de la asociación de inmigrantes latinoamericanos Asolatines, a raíz de una denuncia presentada por un presunto delito de estafa, informaron a Efe fuentes próximas a la investigación.

La detención se produjo tras varios meses de investigación de la policía a la pareja por la presunta comisión de varios delitos, entre los que podría encontrarse cobrar dinero por concertar matrimonios a personas extranjeras con el fin de obtener permisos de residencia en España.

Están siendo interrogados

El matrimonio formado por el español Antonio Capel y la boliviana Ivette Duran Calderón, que están siendo interrogados por la Policía Nacional.

Además, participan en la emisora de radio "La Voz del Inmigrante" y tenía un programa semanal en la televisión Canal 6 Murcia.

Fuentes de la investigación informaron a Efe que Asolatines, creada en Murcia en agosto de 2003, recibió en los últimos años ayudas de la Consejería de Trabajo y Política Social por valor de 437.000 euros, y del ayuntamiento de Murcia otros 60.000, a través de subvenciones nominativas.

Fuentes del Foro para la Inmigración de la Región, integrado por las organizaciones no gubernamentales reconocidas por la administración, como Cáritas, Murcia Acoge, o los sindicatos CCOO y UGT, informaron a Efe que Asolatines no formaba parte del mismo.