Magdalena Álvarez
Magdalena Álvarez

La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, ha asegurado que el trazado que la Comunidad de Madrid propone para cerrar por el norte la M-50, a través de un túnel que atraviese el Monte de El Pardo, "de entrada no gusta" a su departamento y no lo ejecutará.

Álvarez defendió una "solución distinta" para el cierre de la M-50 y explicó que su departamento estudia otro trazado que admita el paso de camiones.

Además, admitió que, con independencia de los recelos de su departamento al cierre de la M-50 bajo El Pardo, "quien tiene mucho que decir es el Ministerio de Medio Ambiente" ya que, según la ministra "provocaría muchos problemas medioambientales"

"Sobre el cierre de la M-50 quién sí tiene mucho que decir es el Ministerio de Medio Ambiente".

De hecho, el proyecto no está contemplado en el borrador de convenio sobre carreteras que entregó la mañana del martes a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y que contempla inversiones estatales en este apartado por valor de 3.400 millones de euros.

Las obras tardarían siete años en terminarse. El proyecto incluye además la construcción de radiales.

Tras reunirse durante una hora y media en el Ministerio de Fomento, la ministra ha excluido también la participación de la Comunidad de Madrid en los Cercanías y en el aeropuerto de Barajas.

Gestión de Cercanías

En cuanto a los Cercanías, Álvarez ha insistido en que Aguirre nunca le ha solicitado el traspaso de las competencias de Cercanías "ni en esta reunión ni en otra", ha matizado, sino la participación de la Comunidad Autónoma en la gestión de planificación de inversiones, aspectos que la ministra no ve "difícil" ni le encuentra inconvenientes.

No obstante, ha señalado que es un asunto a tratar una vez cerrado el convenio de carreteras, que es "prioritario" porque fue el compromiso central que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adquirió en la Moncloa con Aguirre el pasado 10 de septiembre.